[PRENSA] Revista Alhóndiga desvela a Lorca periodista y su Albayzín censurado por dos dictaduras

¿Sabías que Federico García Lorca fue periodista en sus inicios? ¿Y que publicó su artículo Albayzín profusamente ilustrado por un fotoperiodista granadino? ¿Y que fue objeto de la censura de dos dictaduras, la de Primo de Rivera y la de Franco? Estas cuestiones las explica el tema central con que se presenta el número de la revista cultural ALHÓNDIGA correspondiente al mes de septiembre, el 40.

NOTA: La revista Alhóndiga se encuentra a la venta en quioscos y librerías de Granada. En el Albayzín en Papelería Plaza Larga en calle Agua del Albayzín.

El Independiente, 01-09-2023

Federico García Lorca publicó su primer libro, Impresiones y paisajes, en 1918. Estuvo unos días en las librerías y pasó sin pena ni gloria. Era por entonces un perfecto desconocido. La inmensa mayoría de aquel libro iniciático, en prosa muy lírica, acabaron en la hoguera por decisión de su propio autor. Han sobrevivido poquísimos ejemplares, que se cotizan a más de 10.000 euros/ejemplar. Tiempo después, apareció la revista ilustrada Reflejos, en que colaboraron la mayoría de miembros del colectivo El Rinconcillo. García Lorca aportó su artículo sobre el Albayzín; fue presentado en cinco páginas que las ilustró el fotoperiodista Rogelio Robles Pozo con nueve instantáneas de rincones típicos del barrio morisco.

El texto original del artículo de Lorca tuvo que pasar la censura previa establecida por el gobierno del dictador Primo de Rivera. El censor eliminó palabras en las que se refería tres veces a prostitutas del Albayzín, o las eliminó directamente. Hoy, la revista cultural ALHÓNDIGA recupera en facsímil la publicación del artículo de García Lorca, con las fotos de Robles Pozo, y hace un recorrido narrativo y fotográfico por el barrio, comparando los rincones que vio y describió Federico, y mostrando los inmensos cambios que ha sufrido el barrio alto en el último siglo.

También se publica el facsímil de este mismo artículo Albayzín repescado por vez primera en el duro franquismo, por la revista Granada Gráfica en 1957, cuando tímidamente se empezaba a recuperar algún texto del poeta maldito y prohibido en los medios de comunicación granadinos. Granada Gráfica ilustró el artículo de Lorca periodista con dos dibujos a plumilla de un jovencísimo Enrique Villar Yebra que comenzaba su andadura como ilustrador de publicaciones. En esta segunda ocasión, también la censura –ahora la franquista– metió la tijera para cortar las expresiones que consideró obscenas o atrevidas.

Este número de Alhóndiga va repleto de reportajes y artículos relacionados con la historia y la cultura granadina. El catedrático José Luis Delgado ha escrito una semblanza, con fotos desconocidas, del músico y compositor José García Román; Ismael Ramos ahonda en Heliópolis, nombre que daban los masones a Granada en el XIX; los doctores Miguel Guirao y Fernando Girón se explayan en un recorrido por la vida del antropólogo Julio Olóriz; los tercios de Granada en las guerras de Cataluña con analizados por Antonio Espino López; Cinco siglos de la Universidad de Granada es el tema elegido por Cándida Martínez; la hechicería gitana en el siglo XVIII nos la cuenta Manuel Martínez Martínez; La familia Bazán y su casa solariega corre por cuena de Rosa López Torrijos; en el apartado de científicos destacados, se asoman a sus páginas la astrofísica Ascensión del Olmo y Óscar Cordón, especialista en Inteligencia Artificial; la figura del impresor Francisco de Tójar ha salido de las investigaciones de Joaquín Álvarez Barrientos; también se actualiza el estado de la beatificación de Conchita Berrecheguren, de la mano de Francisco Tejerizo; Las casas y la figura de Lorenzo el Chapiz nos las muestra, con fotografías desconocidas, el arabista Camilo Álvarez de Morales; el arqueólogo Ángel Rodríguez Aguilera nos desvela el origen y secretos del empedrado fino granadino; varios profesores de la Facultad de Ciencias nos hacen un recorrido por el Museo de Suelos de la Universidad; y Ángel Isac nos desvela aspectos desconocidos de Antoni Gallego Burín y su reforma urbana de Granada. Por supuesto, no faltan a la cita las habas con jamón del humorista Ozeluí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.