Señora Nieto, por responsabilidad, deje Urbanismo, ya

La alcaldesa en funciones de Granada y delegada de urbanismo, Isabel Nieto, vuelve a escurrir el bulto de sus responsabilidades en la falta de conservación del barrio. Y además, introduce un factor de incertidumbre en procesos pasados, presentes y futuros que son de una enorme irresponsabilidad.

En primer lugar, habla de un PEPRI vigente desde 1990, garante de la conservación del barrio, a través de sus normas, ordenanzas y una serie de comisiones. Pues bien, ese PEPRI se ha incumplido en reiteradas ocasiones, activa y pasivamente. Los criterios de las diferentes  comisiones han ido cambiando a medida que la propia delegada iba cambiando a  los miembros que forman parte de ellas. Estos dictámenes contradictorios  han sido uno de los principales problemas con los que se han enfrentado los vecinos a la hora de llevar a cabo obras e inversiones: los plazos se eternizan a la vez que se confunden ante distintos agentes que, en su mayor parte, adolecen de conocimientos básicos del barrio.

En segundo lugar, como solución al desamparo y a la confusión administrativa de la que ella, es cuanto menos, cómplice, la señora Nieto habla de tener que “abrir la mano” para que los vecinos puedan llevar a cabo las obras necesarias para la conservación del barrio. Entendemos que “abrir la mano” quiere decir establecer unas normas más laxas. Si esas normas laxas fueran encaminadas a hacer menos confuso y más transparente el proceso de petición de licencias, incluso las menores, bienvenidas sean. Pero, nos tememos que la señora Nieto habla de otra cosa a la hora de “abrir la mano”. Ya lo expuso con la delirante innovación de cambio de uso que, si hubiera llegado a ser aprobada, hubiera dado pie a convertir innumerables cármenes en promociones de viviendas minúsculas e inservibles para familias, y casas patio en hoteles, por ejemplo. Aunque, con la apertura de mano, no ha hecho falta la aprobación de dicha innovación para que toda la zona baja del barrio haya quedado despoblada por el desplazamiento de los vecinos y su sustitución por una población itinerante de turistas pernoctadores. Es decir, que el PEPRI actual y sus comisiones, ya “abren la mano”.

En tercer lugar, llevamos 15 años esperando la aprobación de un PEPRI actualizado. Las razones administrativas y burocráticas expuestas por la señora Nieto no son excusa, son un pretexto para seguir en esta situación de incertidumbre. Este descomunal fracaso en la aprobación de un nuevo PEPRI no se debe solo a la desidia del ayuntamiento y del gobierno autonómico y a su cansino cruce de acusaciones. Hay un problema de base mucho mayor: el ayuntamiento, promotor del plan, nunca articuló un proceso participativo en el que los vecinos pudiéramos apoyar, de manera efectiva y coordinada, a los redactores de los sucesivos PEPRIs fallidos con nuestros conocimientos y experiencia. Muy al contrario, el secretismo y la desinformación han sido las únicas normas.

Si tanto interés muestra la Señora Nieto por los vecinos, podía empezar por ahí, por darnos voz y un lugar  en la mesa de toma de decisiones, cruciales para la conservación de este barrio patrimonial, y base para que los vecinos podamos llevar a cabo las actuaciones necesarias para la parte que nos toca en la conservación de nuestro barrio.

¿Quién ha visto ese PEPRI que dice ella que está a falta de unos flecos? Nosotros, los vecinos, desde luego que no. Y el anterior, que desechó y abonó, tampoco.

Sus sucesivos mandatos en Urbanismo, sus sucesivos errores en el intento de aprobar un PEPRI, su total desconocimiento de este barrio y sus desmanes en el tratamiento a sus vecinos, sólo pueden concluir en que lo mejor que puede hacer la señora Nieto es marcharse y dejar el área de urbanismo. Ella no es la persona adecuada para llevar a cabo la imprescindible tarea de dirigir un Plan Especial para barrios tan importantes para Granada como son el Albayzínn y el Sacromonte.

Por todo esto, tras sus últimas declaraciones, sumadas a un largo historial de infortunios, pedimos su dimisión.

Total, después de tantos años en el cargo, ayer mismo describió el Albayzín, como “un barrio del siglo XIV, con casas moriscas y con palacetes, muy original” ………….Déjelo ya, por responsabilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.