Suas chances de ganhar aumentarão se você fizer parte da enorme comunidade de jogadores da casa de apostas Mostbet no Brasil. Vários bônus e promoções, uma ampla seleção de apostas esportivas e jogos de cassino online, apostas grátis e rodadas grátis ajudarão a aumentar seus ganhos, e a interface conveniente do site e do aplicativo móvel permitirá que você faça apostas online na Mostbet com um clique. Junte-se a nós e comece a ganhar!

[PRENSA] La reforestación de San Miguel Alto con 50.000 árboles comenzará en noviembre

Parte del cerro que ardió en San Miguel Alto, en la capital granadina. Alfredo Aguilar

Plant for the Planet actuará en unas cien hectáreas, pero antes Medio Ambiente tendrá que sanear la zona retirando madera muerta.

Ideal, 12-08-2023. Sergio Ganzález Hueso

Hace un año el fuego se hizo fuerte en el cerro de San Miguel. Dos campistas perdieron el control sobre una barbacoa y el viento hizo el resto. Aún hoy son muy visibles allí las secuelas de un incendio forestal cuyos daños podrán empezar a paliarse, si no todo va según lo previsto, el próximo otoño. Esta es al menos la previsión que tiene la Fundación Plant for the Planet, que es la encargada de reforestar toda esta zona a través del convenio que tiene suscrito con el Ayuntamiento de Granada.

Durante todo este tiempo se ha estado haciendo trabajo de oficina. Se ha acotado la zona quemada –172 hectáreas–, se ha buscado a sus propietarios y se ha acordado, con los que se ha podido, llevar a cabo la recuperación del cerro. No es una tarea sencilla, pero lo obliga la legislación autonómica. Según ha podido saber este periódico, estos trámites están muy avanzados, al menos para la mayor parte del terreno que ardió, unas cien hectáreas pertenecientes al Obispado y a la Junta de Andalucía.

Con ambos propietarios se ha podido trabajar en la elaboración de un plan de restauración del cerro, que tiene ahora que pasar el filtro de Medio Ambiente. En el documento se cuenta de forma somera cuáles son los planes que se van a llevar a cabo, aunque la información detallada se elaborará después, en una memoria.

En principio, fuentes de la Fundación explican que la intención es plantar alrededor de 50.000 ejemplares. Pero antes de que pueda hacerse se tendrá que completar otra serie de trámites y trabajos previos. Actualmente, el proyecto obra en poder de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, que tendrá que dar su visto bueno a las actuaciones. Su parabién se espera que llegue este mismo mes o a principios del que viene. Y una vez que se tenga, la acción ya se traslada al propio cerro.

Un año para replantar

La primera regla para reforestar un terreno quemado es que se necesita tiempo. Al menos un año, según las fuentes consultadas. «Se tiene que esperar para ver cómo se comporta el suelo y así trazar con exactitud cuáles son las necesidades reales que tiene», señalan estas fuentes, que explican que esto suele saberse en un periodo entre seis y doce meses.

Es una regla que vale también, por ejemplo, si se quisiera restaurar lo que se perdió tras el último incendio junto a la Abadía del Sacromonte. Afortunadamente, como se ha quedado en conato, nada de lo que ha pasado afecta al proyecto en curso.

Pasada la tramitación administrativa, ya se puede poner un pie en el campo. Lo primero es limpiar y retirar la madera muerta. De esto se encargará la Junta a través de Medio Ambiente, que incluso ya ha adjudicado estos trabajos a la empresa Pinus SA.

Si nada se atasca, estas labores se llevarán a cabo entre finales de septiembre y principios de octubre. Y a partir de ahí, ya podrán plantarse los árboles. La reforestación se tiene que hacer en los meses propicios para ello:entre octubre y febrero. Los plazos que maneja Plant for the Planet hablan de noviembre, el mes en el que creen que todo el horizonte estará despejado. Lo hará la empresa UNEI, con sede en Sevilla, cuyos trabajadores serán los encargados de recuperar el terreno calcinado. Al menos parte de él, porque hay algunas hectáreas que no se tocarán de momento. No se sabe nada de sus propietarios, entre los que se encuentra el Ejército, una entidad bancaria y varios particulares.

De momento se trabajará con lo que hay seguro. Se renovará el monte, un año después, con miles de árboles nuevos. Todo el mundo implicado en este proyecto anhela que estos duren muchas generaciones, pues significará que nada malo ha vuelto a pasar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.