Y llegó la temporada alta de «despedidas»

Impunidad
Sí. Es lo que se ve en la foto. A plena luz del día, a las cinco de la tarde. Un sábado. En plena zona residencial, entre carmenes donde viven familias, y en una de las rutas más concurridas de subida a San Nicolás. Junto a los restaurantes más reconocidos.

Pasan turistas y entre los grupos, ahora que hemos inaugurado la primavera, vuelven a paracer con fuerza las despedidas de solteros-as, que en su deambular borracho y ruidoso a horas intempestivas de la madrugada, también se dedican a mear por las esquinas de nuestro barrio, sea a la hora que sea. Es vergonzoso, asqueroso, intolerable. Y lo peor de todo: no es la primera ni la segunda ni la tercera vez que pasa. Ni es la primera, segunda o tercera vez que se denuncia.
 
Se ha convertido en «normal» en el Albaicín. Porque a este ayuntamiento y a este alcalde no les preocupa esto en absoluto: ni lo controlan, ni lo sancionan. Una muestra más de la desidia, incapacidad, cortas miras y lo más importante, la total falta de respeto que tiene, demostradamente, el actual equipo de gobierno hacia los vecinos y hacia quienes nos visitan.
 
Las reiteradas denuncias que se hacen desde los vecinos son recibidas con sorna por parte del alcalde y sus representantes, más ávidos de hablar de números de turistas que de la calidad del turismo o del comportamiento del turista. La «tolerancia» del ayuntamiento, les hace cómplices  del incivismo. ¿Hasta cuándo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Un comentario

  • marcelino

    tengo 80 años,cuando niño salía a la calle de mi casa Carmen de la isla san luis 14,y se veía en los potales todo defecado,es una costumbre ya arraigada

    20 abril, 2015 at 00:24 Reply