Archivos de tags: Ayuntamiento

PRENSA: La nueva vida de la iglesia en ruinas del Albaicín

Si usted pregunta en el Albaicín Alto por la iglesia de San Luis de los Franceses es bastante probable que la respuesta sea «ni idea». Básicamente porque lo único que se puede identificar como templo en ese inmueble, situado en la calle de San Luis, es una torre. Pero sí. Detrás de los muros de esta ruina, desacralizada, sin techo y propiedad del Ayuntamiento, subsisten algunos restos de aquella parroquia que funcionó como tal durante más de trescientos años, entre 1526 y 1842, y a la que este periódico ha podido acceder recientemente porque se están acometiendo unos interesantes trabajos arqueológicos vinculados al proyecto municipal de reconstruir San Luis de los Franceses para convertirlo en un centro social y cultural para el barrio.

Finca aledaña a la iglesia de San Luis donde está la casa del párroco y un huerto.

Finca aledaña a la iglesia de San Luis donde está la casa del párroco y un huerto. / RAMÓN L. PÉREZ

Por lo pronto, y esto es una buena noticia, el Consistorio granadino ha logrado ochocientos mil euros de los fondos Next Generation para financiar la obra y volverá a presentarse a la convocatoria de este año para aumentar esa dotación, de manera que no solo se disponga de recursos para la recuperación de San Luis, «sino para dotarla de contenido», como explica Eduardo Castillo, al frente de las concejalías que están detrás de la ejecución de este ‘nuevo’ equipamiento.

Ángel Rodríguez muestra restos cerámicos hallados en San Luis.

Ángel Rodríguez muestra restos cerámicos hallados en San Luis. / RAMÓN L. PÉREZ

Ahora mismo San Luis de los Franceses es un solar con cuatro muros. Pero los primeros sondeos ya empiezan a desvelar algunos enigmas e hipótesis. Aún no han aparecido restos concluyentes respecto a la mezquita sobre la que se erigió San Luis de los Franceses en 1526. Según el detallado estudio realizado por el equipo arqueológico dirigido por Ángel Rodríguez, lo único que se conserva de aquella primitiva construcción árabe, denominada ‘yami al-Safà’ (mezquita de la Pureza), es el aljibe que se ve en la misma calle de San Luis, muy sencillo, parcialmente excavado en la roca y sin solería.

Capillas de San Luis de los Franceses.

Capillas de San Luis de los Franceses. / RAMÓN L. PÉREZ

«Posiblemente –aclara Ángel Rodríguez– era un depósito de paso o de decantación del agua de un ramal secundario de la acequia de Aynadamar, que abastecía al Albaicín». Pero la campana puede sonar en cualquier momento porque se está interviniendo en el solar donde, según todos los documentos, se encontraba la ‘yami al-Safà’ y sobre el que se alzó San Luis de los Franceses. Este sería un descubrimiento de enorme importancia que obligaría, a buen seguro, a un estudio más pormenorizado. No es nada extraordinario.

«La excavación arqueológica aportará los datos para suplir las lagunas de conocimiento en San Luis»

«La excavación arqueológica aportará los datos para suplir las lagunas de conocimiento en San Luis»

ÁNGEL RODRÍGUEZ. Arqueólogo

«Acudiremos a la nueva convocatoria de los Next Generation para aumentar la dotación de 800.000 euros que ya tenemos»

¿Qué se puede concluir ya respecto a las primeras catas? Algunas de las capillas del siglo XVI cuentan con refuerzos y añadidos datados en el XVIII. También se están analizando los diferentes estratos de suelos para ver cuál es el más conveniente para la gran actuación que se acometa con posterioridad. Además han aparecido huesos —lo normal es que hubiera enterramientos en las iglesias– y fragmentos cerámicos de distintas épocas –algunos musulmanes de cierto valor–. Aún queda mucho tajo por delante y a buen seguro que el subsuelo deparará más de una sorpresa.

La fecha exacta en la que se levantó San Luis de los Franceses no se conoce, aunque sí se sabe que fue abierta al culto en 1526, que era de estilo gótico-mudéjar y que era más modesta que la actual. Según Ángel Rodríguez, «tradicionalmente se dice que se vio parcialmente arruinada por las inundaciones de 1629, pero para J. M. Barros no existen datos concretos para tal afirmación, si bien lo que tuvo un efecto muy negativo para su mantenimiento fue el despoblamiento masivo que sufrió esta zona de Granada».

Datos

  • 316 La iglesia de San Luis de los Franceses se mantuvo abierta durante 316 años. Fue fundada en 1526 y absorbida por el Salvador en el 1842. En 1933 fue pasto de las llamas.
  • 800.000 El Ayuntamiento se ha garantizado por ahora una partida de 800.000 euros de los fondos Next Generation para la reconstrucción de San Luis.

La planta del edificio es irregular y está orientada de Este a Oeste. La nave central era estrecha con arcos fajones apuntados. El altar mayor, en la cabecera oriental, era sencillo y rectangular. Entre los siglos XVII y XVIII se le añadieron tres capillas a cada lado. En 1733 parte de ellas ya estaban finalizadas porque en ese año se tiene constancia de que la decoración se había terminado. En 1744 el Ayuntamiento aprobó la cesión de unos terrenos aledaños a la Hermandad del Santo Cristo de la Luz para hacer otro oratorio para la colación de esta imagen. En el lateral sur se agregó la sacristía, que quedó rodeada por dos fincas que tuvieron la función de huerto. El campanario actual, de estilo neoclásico, se acometió tras la demolición del original, que presentaba graves problemas estructurales.

La parroquia desapareció como tal en el 1842 y quedó incorporada al Salvador. ¿Por qué? Todo apunta a que la afluencia de fieles se fue reduciendo sencillamente porque esa parte del Albaicín sufrió una importante pérdida de habitantes. Desde ese momento San Luis de los Franceses permaneció cerrada al culto, aunque el ‘tiro de gracia’ lo recibió en 1933. En el contexto de la insurrección anarquista de finales de ese año, se produjo un incendio devastador que redujo San Luis de los Franceses a los muros perimetrales y las arcadas que sostenían las cubiertas, que se desplomaron fruto de las llamas. Tan solo la sacristía se libró de aquel fuego, aunque fue saqueada.

Paralelismo con San Nicolás

Una suerte muy parecida, por cierto, a la que corrió la cercana San Nicolás en 1932. El 10 de agosto el general Sanjurjo protagonizó un fallido golpe de Estado que fue el detonante de disturbios callejeros. El día siguiente hubo tiroteos en Granada y algaradas anticlericales que terminaron con la quema de San Nicolás, que quedó malherida pese a las reaperturas posteriores. Recientemente San Nicolás ha abierto sus puertas –aunque la inauguración oficial no se producirá hasta 2024– como lugar de oración por las víctimas de la guerra en Ucrania. La rehabilitación integral, dirigida por el arquitecto Antonio Martín, ha supuesto un desembolso de 1,5 millones de euros, una cantidad que, quizá, pueda servir de referencia para San Luis de los Franceses, aunque sus dimensiones sean inferiores.

Restos humanos.

Restos humanos. / RAMÓN L. PÉREZ

En 1937 hubo un intento de ‘resucitar’ San Luis de los Franceses. Se realizaron tareas de limpieza y de consolidación del inmueble bajo la dirección de los arquitectos Prieto Moreno, Wihelmi, Fígares y Casas, si bien nunca se procedió al techado por las terribles circunstancias que vivía Granada y España en plena Guerra Civil. La parcela se ha convertido en un solar con una huerta abandonada donde se observa la traza de un posible jardín primitivo.

Descubriendo los diferentes niveles de suelo.

Descubriendo los diferentes niveles de suelo. / RAMÓN L. PÉREZ

El Ayuntamiento ha dado ya el primer paso para que San Luis de los Franceses pueda recuperar, poco a poco, el esplendor perdido desde que en 1937 quedara derruida. Ha habido alguna intentona anterior que jamás fue más allá de las buenas palabras. Los fondos de recuperación Next Generation son una verdadera inyección económica por parte de la UE que en el caso de España supondrá un cheque de 140.000 millones de euros entre transferencias y préstamos. De todo ello, 800.000 euros se gastarán en San Luis de los Franceses.

Imagen general de la nave central.

Imagen general de la nave central. / RAMÓN L. PÉREZ

«En el Albaicín –comenta el edil Eduardo Castillo– hay un déficit de espacios comunitarios donde se puedan desarrollar actividades multidisciplinares». El futuro de San Luis de los Franceses que se está escribiendo en estos momentos.

PRENSA: Reparto de contenedores marrones en el Albayzín el viernes 1 de julio de 9 a 13:30 en Plaza Aliatar

Estos días comienzan a verse ya en calles de Granada los primeros contenedores marrones, el nuevo contenedor para reciclar que supondrá un nuevo cambio en el hábito de los granadinos. Este contenedor es para depositar la basura orgánica y está empezando su implantación para responder a las exigencias europeas y de la Agenda 2030.

Seguir Leyendo

PRENSA: Granada desiste de sacar la ordenanza de pavimentos, un «coladero» para el asfaltado del Albaicín

El Ayuntamiento de Granada ha desistido de sacar adelante la Ordenanza de condiciones de la urbanización y actuaciones en espacios públicos en el Área Centro. Una ordenanza que, según denunció UP, suponía un «coladero» para el asfaltado del Albaicín. El desestimiento ha salido adelante en comisión de Urbanismo por unanimidad. Seguir Leyendo

PRENSA: Granada desarrollará un nuevo plan antigrafitis en más de 200 edificios municipales

El Ayuntamiento de granada desarrollará un plan integral para la limpieza de pintadas vandálicas en la ciudad con un refuerzo en las tareas de  eliminación de grafitis en más de 200 edificios municipales, la intensificación de la vigilancia por parte de Policía Local y una bonificación de hasta el 90% en la tasa de ocupación de vía pública para los propietarios de viviendas que procedan al adecentamiento de las fachadas.

Seguir Leyendo

PRENSA: Estos son los cambios que pide la UGR para el plan de urbanismo de Granada

El Ayuntamiento ha sumado a la institución a la redacción del nuevo Plan General con la incorporación de un equipo multidisciplinar universitario, integrado por diferentes expertos, que aportarán sus conocimientos para «configurar el diseño urbanístico» de la ciudad «del futuro»

Campus universitarios mejor conectados entre sí y con el centro de Granada, viviendas y residencias para que los alumnos vivan en los barrios más cercanos a sus facultades, un gran corredor verde que una a través del distrito Beiro las facultades y otros servicios, y un proyecto para la Azucarera de San Isidro. Estos son las líneas de actuación que la UGR ha definido al Ayuntamiento de Granada para sus futuros siete campus y que tendrán que ser incluidas en la redacción del próximo Plan General Urbanístico de la ciudad.

Ambas instituciones mantenido en la mañana de este jueves una reunión de trabajo con expertos universitarios y miembros del Área de Urbanismo para coordinar y aportar ideas de cara a la redacción del próximo Plan General de Ordenación del Territorio (PGOU), de tal forma que los diferentes campus universitarios diseminados por la capital tengan un «carácter articulador» de la vida de los diferentes barrios de la capital.

Entre las diferentes peticiones destaca la necesidad de conectar de manera rápida y eficaz los cinco campus actuales de la UGR repartidos por toda la ciudad, así como de dar posibilidades a los alumnos que viven en estas zonas de desplazarse con facilidad, ya sea por motivos académicos o de ocio. En concreto, a la Universidad le gustaría conectar el campus de Cartuja con el gran corredor verde de Beiro, Haza Grande, el Albaicín, así como con el centro de la ciudad. También mantener conectado el campus de Ciencias de la Salud, en la zona del PTS, para que los investigadores que desarrollan su labor en él puedan moverse fácilmente hacia otros campus.

«En Granada tenemos una singularidad, y es el hecho de que tenemos una universidad diseminada por la ciudad, y eso contribuye a que sea un nodo central de cada uno de sus barrios. Los distintos campus de la universidad hacen que cada uno de los barrios tengan como nodo de vida a la universidad. En ese sentido, hemos trazado una hoja de ruta para desarrollar el PGOU», ha comentado el alcalde.

Asimismo, ha estado sobre la mesa la necesidad de disponer de un mercado de viviendas y residencias para estudiantes de fuera de Granada, más de 32.000, según Aranda, que necesitan alojamiento para poder cursas sus estudios. Los expertos universitarios han analizado que en el campus del centro histórico, el Realejo y Aynadamar se necesitará aumentar la demanda de residencias y pisos para que la población flotante tenga donde quedarse.

También han pedido el incremento de servicios para estudiantes y ciudadanía en los campus de Fuentenueva, ya que esta zona es muy visitada no solo por los estudiantes, sino por ciudadanos que acuden cada día a pasear o a aprovechar su tiempo de ocio en esta zona abierta. Adicionalmente, han demandado espacios para nuevos laboratorios debido al crecimiento de este campus.

Entre todas las demandas destaca la reforma de la calle Rector López Argüeta, en la que se encuentran tres facultades, y que según los expertos de la UGR actualmente se da una situación de contaminación acústica y ambiental muy intensa debido al tráfico rodado que pasa por la zona. A esto hay que sumarle la estrechez de las aceras y la gran afluencia de estudiantes, por lo que una mejora en seguridad también sería bien contemplada.

«Nosotros le hemos explicado al equipo redactor como lo vemos como equipo de Gobierno de la Universidad. Nosotros no somos ni especialistas en contaminación ambiental, ni movilidad, somos personas que diseñamos espacios, que vemos las necesidades que tenemos actualmente. Hemos explicado en las zonas en las que estamos que necesitamos«, ha destacado la rectora. 

De esta forma, la universidad ha ofrecido a los redactores del PGOU del Área de Urbanismo sus informes de expertos y sus grupos de investigación, para que estos tengan las reuniones necesarias y se pueda llegar, desde su conocimiento científico y desde sus investigaciones, a un punto de encuentro factible en todas sus demandas.

Por su parte, el Ayuntamiento de Granada le ha planteado a la UGR una serie de ideas a desarrollar a raíz del análisis de la Universidad y las van a ir coordinando junto a ellos para que el próximo PGOU satisfaga a ambas partes.

«Estamos manteniendo reuniones de trabajo con carácter de coordinación para compartir la voluntad conjunta entre el Ayuntamiento y la UGR. Compartimos que esta ciudad es universitaria y ciudadana. Una visión compartida sobre la que quiero agradecer el compromiso de la rectora y su equipo, por el hecho de ser parte esencial del presente y el futuro», ha destacado Cuenca.

Campus de la Azucarera y antiguo Hospital Clínico

Preguntados sobre el futuro de la Azucarera San Isidro y su entorno, ambos dirigentes han asegurado que se sigue trabajando en el tema para plantear un Plan Director que permita habilitar este espacio, declarado Bien de Interés Cultural, de tal forma que en él se puedan adecuar los usos de la zona a las necesidades de la Universidad y de la ciudad.

«La Azucarera requiere un Plan Director en el que ya se está trabajando con financiación de la Consejería de la Junta para saber que tenemos como podemos buscar financiación para desarrollarlo. En ese Plan Director se contempla que se instaure un centro de investigaciones en sostenibilidad, ya que conecta la ciudad con la Vega. Se va a llevar allí el proyecto europeo del Chopo y otros creados con el personal investigador de la universidad, habrá otra zona expositiva de exposiciones propias y ajenas, talleres de exposición artística conectados con el campus de Bellas Artes, música, zonas de innovación y de ideas que se generen en la UGR, también necesitaremos espacios de vivienda para personal y estudiantes, conexiones con el centro y movilidad sostenible, etcétera. Es un proyecto a largo plazo que supone una nueva conexión y una nueva aportación de la ciudad«, ha valorado Pilar Aranda.

Por su parte, el alcalde ha señalado que ese plan director de la Azucarera tiene que ir dentro tanto del PGOU como del POTAUG, y ha asegurado que desde el Ayuntamiento «tenemos la voluntad de que haya servicios, como residencias para la tercera edad, servicios público-privados de viviendas, capacidad de alojar empresas vinculadas a los grupos de investigación, etcétera. Eso lo llevaremos a un planteamiento, sin dejar de lado a la Junta y al Gobierno, por supuesto».

Sobre el espacio del antiguo Hospital Clínico, ambos han asegurado que en el «la ciudad una gran oportunidad», y que estudian como poder dar uso a ese espacio de servicios universitarios, sanitarios, espacios abiertos e incluso edificios que no tienen uso.

La rectora ha recordado que la titularidad del inmueble es uno de los asuntos en los que está conversando con la Consejería de Patrimonio, ya que definir la propiedad de este inmueble es el paso previo a un desarrollo que la institución académica cree que es necesario, y que tiene que derivar en una mejor conexión.

«Ahí plantemos instalar la Biblioteca de Andalucía a la Junta, también crear servicios para mayores, hay que dotarlos de centros de día, centros asistenciales y ahí vamos a poner mucho empeño. Es un espacio sobre el que tendremos que seguir reuniéndonos con la Junta para seguir dotándolo de vida«, ha concluido Cuenca.

Por su parte, Aranda ha comentado que desde 2015, año en el que el hospital y la antigua Facultad de Medicina comenzaron su traslado al PTS, «empezamos en conversaciones con la Consejería de Salud, todavía hay partes que tienen un uso sanitario importante. Otras se han dedicado a espacios de investigación, pero por nuestra parte que se sepa que queremos intervenir en esa zona y darle uso».

Fase de participación ciudadana y social del PGOU

Las reuniones, que van a seguir manteniéndose, van a tratar todos estos temas de movilidad, vivienda, desarrollo e implantación de empresas, calidad de vida y del aire, y de la incidencia de los campus universitarios en los barrios. «Cuando hablamos de vivienda hablamos de que los universitarios viven y hacen barrio. Ya no hay que avanzar pensando en residencias de universitarios, sino también de residencias de mayores, para que la gente viva en el barrio del campus, y que tenga sus necesidades cubiertas también con otro tipo de servicios«, ha relatado el regidor.

«El nuevo modelo que está en marcha con las nuevas posibilidades de un nuevo PGOU hace que todo esté abierto. Hay que plantear que los cambios pueden generar contaminación, disminución de calidad del aire, y hay que tratar de conseguir lo contrario, una ciudad que tiene que ser amable, con mayor parte de zonas verdes, ya que en la actualidad la gran mayoría de ellas las integra la Universidad, y procurar que donde nos instalemos se sea conscientes de la sostenibilidad y calidad ambiental, así como de la movilidad», ha valorado por su parte Aranda.