PRENSA: La Carretera de Murcia vuelve a la normalidad tras el desprendimiento

«Esto se veía venir. Ya lo veníamos avisando desde que comenzaron. El material estaba acopiado en un espacio poco estable y que al final no ha aguantado el peso», advierten los vecinos.

Ideal, 09-08-2022

Domingo. Mes de agosto. Mediodía. Un corrimiento de tierras en unas obras que se venían ejecutando desde hace meses en la Carretera de Murcia, junto a los Cármenes de Rolando, quiebra la tranquilidad de toda la zona. Cascotes, tierra y material de construcción invaden parte de la calzada de forma violenta, llegando incluso a afectar a varios vehículos aparcados en la otra acera.

Lo que provoca la rápida intervención de la Policía Local y de varios técnicos municipales, que cortan el tráfico del tramo, señalizan y desvían varias líneas de autobuses urbanos.Una rápida reacción que ayer fue valorada muy positivamente por la concejala de Movilidad, Raquel Ruz.

En una rueda de prensa y a preguntas de los periodistas, la edil destacó que la actuación municipal fue «bastante rápida» en un día muy complicado. «Quiero dar las gracias a todos los que intervinieron en el día de ayer [por el domingo] para evitar que se produjera un percance mayor», apuntó la edil, que confirmó que el tramo de carretera afectado ha quedado ya completamente expedito, lo que ha logrado la progresiva vuelta a la normalidad de toda la zona.

Hay que recordar que el desprendimiento provocó el desvío de dos líneas de autobús urbano: el N8, que conecta el Triunfo con El Fargue, y el N9, que hace lo propio entre el Triunfo y los Cármenes de San Miguel. Se suspendieron casi media decena de paradas, pues como explicó Ruz, había que garantizar la seguridad de la zona. Existía el temor de que el deslizamiento continuara en un talud en el que para más inri permanecía aparcada maquinaria, que finalmente pudo ser retirada después de que se localizara a los promotores de una obra que siempre ha generado dudas en el vecindario por el terreno en el que se proyecta. El proyecto implica la construcción de 39 viviendas, 40 plazas de aparcamiento y 38 trasteros.

«Esto se veía venir. Ya lo veníamos avisando desde que comenzaron. El material estaba acopiado en un espacio poco estable y que al final no ha aguantado el peso», contaba ayer un vecino mientras paseaba junto a este lugar, que afortunadamente ya ha podido recuperar la normalidad tras el susto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.