PRENSA: Unidas Podemos pide «mayor seguridad» peatonal para los vecinos de San Miguel Alto y alerta de carreras ilegales nocturnas

El Grupo Municipal de Unidas Podemos e Independientes en el Ayuntamiento de Granada ha informado sobre la situación por la que atraviesan los vecinos del barrio Los Cármenes de San Miguel, «una zona que ahora mismo cuenta con un problema de seguridad a la hora de pasear por sus calles».

El Independiente, 24-06-2022

La concejala de la confluencia Elisa Cabrerizo ha señalado que se trata de «un lugar eminentemente peatonal, donde los niños y las niñas juegan todas las tardes, y los mayores y las familias salen a pasear y donde, desgraciadamente, se encuentran con peligros, como los atropellos, que no están debidamente atendidos por el Ayuntamiento, pese a sus peticiones constantes». Por tanto, desde UP se ha elevado un escrito al equipo de gobierno para que «estos errores se subsanen». 

El primer problema que denuncian los vecinos es que «no existen badenes que puedan moderar y regular la velocidad de quien entra y sale en coche de la urbanización, lo que genera riesgo de accidentes», ha dicho Cabrerizo quien ha señalado «el desgraciado ejemplo reciente de una niña de 7 años que fue atropellada justo cuando salía de su casa».

La concejala ha explicado que, además, este problema se repite en todas las calles que circundan a la urbanización donde se producen carreras de coches y motos, fundamentalmente por la noche, pero también durante el día. «La manera de atajar esto es una mayor presencia de policía disuasoria por la noche y, sobre todo, de la policía de barrio durante todo el día». 

Cabrerizo ha manifestado que, por otro lado, los vecinos y vecinas sufren «un problema de convivencia con el aparcamiento ilegal y estable de caravanas en el pinar de San Miguel Alto, una práctica que genera también riesgos muy importantes para el medio ambiente». La edil ha recordado así el «desastroso incendio que prendió la zona hace semanas» y, aunque ha admitido que este suceso tiene que ver también con la gestión del monte, ha apuntado que está también relacionado con esta ocupación del entorno por vehículos mecánicos. Cabrerizo ha reconocido que «por fin se han puesto barreras para la entrada de estos coches, pero se hizo después de que los propios vecinos cavaran una zanja».

Cabrerizo ha señalado que el escrito registrado ante la Concejalía de Movilidad «recoge las peticiones que nos han hecho llegar los vecinos tras una visita al barrio». Entre ellas, señalizar «claramente» la zona como zona residencial, con un límite de velocidad en las calles de entrada a la misma de 10 kilómetros/hora, un paso de cebra en la calle Jardines Altos junto a la entrada de la calle Luis Heredia Maya, facilitar una tarjeta de residente que limite y permita el control administrativo del acceso indiscriminado y la colocación de badenes reductores de velocidad útiles (según la normativa actual referida a movilidad que impidan su fácil retirada) en las calles periféricas de la urbanización y en las calles de entrada a la misma.

Por otro lado, desde Unidas Podemos también han registrado la demanda de que el Ayuntamiento coloque jardineras junto a la puerta de entrada y salida de las viviendas ubicadas en las calles mencionadas como elementos de seguridad que actuarían de impedimento para el acercamiento de los vehículos a las puertas de tránsito, lo que aumentarían las zonas verdes y potenciaría la participación vecinal y la corresponsabilidad en el cuidado del entorno al ser las familias y residentes quienes se encargarían de su plantación y cuidado, así como espejos en las salidas para evitar la falta de visibilidad y garantizar la seguridad de viandantes.

Sobre el caso de los aparcamientos ilegales en la zona, Cabrerizo ha solicitado que junto al campo de fútbol, en la zona de los olivares, se instale una visualización mayor de la prohibición de aparcamiento de caravanas y el control de este aparcamiento ilegal por parte de la Policía Local considerando los días y horas punta, así como que, en cuestión de mantenimiento, se debe reforzar la iluminación y la limpieza del entorno de la Muralla Alberzana y la subida a Jardines Alto, para que no se convierta en un lugar inseguro y pueda ser el espacio de conservación patrimonial que es.

«Estamos hablando, como siempre, de que el Ayuntamiento está para algo más que proporcionar el agua, la luz y los servicios, que por supuesto son indispensables, pero también tienen que poner atención en la convivencia y en hacer políticas que conviertan las calles en lugares de encuentro vecinal», ha subrayado Cabrerizo. Y ha puesto de manifiesto que «para que las granadinas y los granadinos se sientan ‘en casa’ cuando pasean por su barrio es necesario escuchar sus necesidades, y en este caso, se trata de algo muy sencillo: solo hay que observar el barrio y escuchar a quienes lo viven para ver qué elementos faltan».

La concejala ha dicho que esto es algo que se puede aplicar a toda la ciudad, «es un ejemplo de cómo hacer barrios pacificados, amables y seguros es a través de políticas de participación ciudadana, también de corresponsabilidad de cuidado de entorno» por parte de los vecinos y vecinas y, en cuanto a movilidad, ha manifestado que «poco a poco tenemos que dejar atrás el coche y movernos principalmente a pie o en transporte público».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.