PRENSA: El Hotel Alcano es una de las posibles ubicaciones del nuevo correccional de menores de Granada que sustituirá el de San Miguel Alto

Granada dispondrá en las próximas semanas de un nuevo centro de reforma para menores infractores que sustituirá al situado en San Miguel Alto, un edificio que históricamente ha cumplido esa función pero que ya se ha quedado obsoleto para reeducar a delincuentes infantiles y juveniles condenados a medidas de encierro, las más severas que contempla la ley por la que se juzga a los niños y adolescentes de entre catorce y 17 años.

Ideal, 19-12-2020

Al menos tres entidades han presentado ofertas en el concurso público convocado por la Junta de Andalucía y, según ha podido saber IDEAL de fuentes de la propia administración autonómica, una de ellas ofrece las instalaciones del antiguo Hotel Alcano, que habría sido recientemente remozado, como sede del futuro correccional.

Otras posibles ubicaciones serían la zona de San Cristóbal o la Carretera de El Fargue.

El nuevo centro contará con 32 plazas, más del doble de las que tiene San Miguel, ocho de las cuales estarán destinadas a chavales que sufren problemas mentales o consumen sustancias estupefacientes.

Fue el pasado mes de octubre cuando la Junta sacó a licitación por doce millones de euros la contratación de unas nuevas instalaciones para que los menores infractores pudieran cumplir las medidas de internamiento dispuestas por los jueces. La escasez de plazas en Granada hace que los chicos condenados tengan que ser trasladados a correccionales de otras provincias andaluzas, de ahí que la Consejería de Justicia decidiera plantear una ampliación del sistema de reforma.

El concurso está a punto de resolverse y la adjudicación se prolongará durante cuatro años, si bien existe la posibilidad de una prórroga de doce meses más.

Lo que no ha trascendido es qué destino que se dará a San Miguel, un enclave que, desde hace décadas, ha estado vinculado a la educación y el tratamiento de menores desfavorecidos o con problemas de conducta.

Como quiera que el nuevo correccional será exclusivamente masculino, hay quien defiende que San Miguel podría acoger un centro de internamiento para niñas infractoras. El futuro lo dirá.

De lo que puede presumir San Miguel, además de disfrutar de un emplazamiento privilegiado desde el que se divisa todo el barrio del Albaicín, es de tener un pasado largo y rico. Ya en los años cincuenta del siglo pasado estaba al servicio del Tribunal Tutelar de Menores, el embrión de la actual justicia de Menores.

Regentado por los Hermanos Obreros de María hasta que pasó a depender de la administración pública, en su interior convivían tanto chiquillos desamparados como otros que habían delinquido, una situación que comenzó a cambiar con la llegada de la democracia.

Fue la primera promoción de jueces de Menores, en los ochenta, la que impulsó la separación de los servicios de protección de los de reforma y puso sobre la mesa los derechos constitucionales de los niños. La ley del Menor de 2001 sería la culminación de esa lucha. YSan Miguel siempre estuvo ahí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.