PRENSA: El Albaicín pide la intervención de la Policía para frenar la oleada de robos

La Nacional ya ha incrementado su presencia en el barrio y ha detenido a cuatro jóvenes en las últimas semanas. Los vecinos sitúan el foco en el mirador de Carvajales.

Ideal, 04-12-2020

La placeta Carvajales cuenta con vistas a la Alhambra y el encanto de estar escondida, de no ser el mirador más concurrido del Albaicín. No tiene mucho que envidiar a San Nicolás, que antes de la pandemia solía estar atestado de turistas y ahora es puerto de montaña para los vecinos de Granada que culminan sus paseos con un descanso frente a la postal más reproducida de la ciudad. Carvajales es ajena a todo ese bullicio: árboles, cuatro bancos, una fuente, y una de las mejores panorámicas de todo el Albaicín. Además, es inaccesible en coche.

Para los visitantes, Carvajales es un pequeño paraíso del histórico barrio; para los vecinos, es desde hace meses algo más parecido a un infierno. Un grupo de jóvenes se ha ‘instalado’ en la placeta y la ha convertido en un foco de suciedad, consumo de estupefacientes, alcohol, ruidos y peleas. E incluso petardos y bengalas, como se pudo ver en un vídeo que el concejal socialista Jacobo Calvo compartió en su perfil de Twitter el pasado 17 de octubre. Los residentes del entorno llevan tiempo advirtiendo de esta situación. No se trata solo de las molestias en el mirador, sino de que el mismo grupo –aseguran varios vecinos, y así lo han denunciado ante el Ayuntamiento y la Policía Nacional– está detrás de la oleada de robos en casas y en la vía pública que ha soliviantado al barrio en las últimas semanas.

En la junta municipal de distrito del pasado día 25, los vecinos reclamaron la intervención de las policías Nacional y Local para poner fin a la situación de inseguridad en el barrio. Esta circunstancia se ha agravado con el confinamiento: «El tema se está complicando cada vez más», sentencia Antonio Jiménez, presidente de la asociación de vecinos del Albaicín.

Un videógrafo ha denunciado el robo de un equipo valorado «en 9.000 euros»

La Policía Nacional ya ha intensificado su presencia en la zona. Algunos vecinos los ven pasar mañana y tarde, pero los jóvenes se escabullen en cuanto detectan presencia de los agentes, y se desplazan a otros lugares del Albaicín. La Subdelegación del Gobierno asegura que las actuaciones son «constantes» por parte de policías uniformados y de paisano. En esta zona se ha detenido ya a cuatro personas en las últimas semanas por hechos delictivos como la tenencia de estupefacientes.

El grupo

En una visita del grupo municipal socialista al barrio, el concejal Jacobo Calvo propuso la creación de un foro en Whatsapp para aglutinar las quejas de los residentes del Albaicín. Es ahí donde, día a día, los vecinos comparten su malestar. «Hay un grupo en plaza Santa Inés tomando drogas; han atracado a una chica en San Juan de los Reyes, donde le quitaron la bicicleta; acabamos a llamar a la Policía por el lanzamiento de un gran cuchillo e intento de entrar a la casa de al lado de Carvajales; hay un montón peleándose; acaban de robar a una mujer cerca de la calle Tiña; me han entrado en mi propiedad…» Este es solo un ejemplo de los mensajes compartidos entre el 10 y el 24 de noviembre en esta asamblea por mensajería. Hay quien amaga con arrojar la toalla: «Soy vecina del barrio y no sé por cuánto tiempo más, porque no se está bien viviendo con miedo».

Hay un caso reciente, el miércoles, cuando alguien entró a una casa en San Nicolás, «robó todo y dejó el resto destruido». Y otro: un videógrafo que denunció el robo de un equipo por valor de «nueve mil euros». En un vídeo grabado en el entorno de Carvajales, aparecen varios hombres en una pelea, uno de ellos coge un palo y no duda en golpear a otro de los implicados en la reyerta.

Servicios sociales

Uno de los residentes de la zona –IDEAL ha hablado con tres de ellos, y prefieren no identificarse para evitar problemas– asegura que en la mayoría de las ocasiones cuando avisan a la Policía Local responde que no tiene medios suficientes para acudir. Considera que el grupo –de origen magrebí– está «delinquiendo casi impunemente y haciéndose con los espacios libres». Pide, como el resto de los vecinos, que los distintos cuerpos policiales actúen «inmediatamente y con toda la dureza de la ley». Pero cree que es necesaria una actuación a largo plazo, que involucre a servicios sociales y asociaciones que les presten atención, para que no se trasladen a otros lugares.

En definitiva, el Albaicín exige un «plan de vigilancia y atención integral y continuo para evitar robos y atracos, garantizar la limpieza, evitar ruidos, el consumo de estupefacientes, y otros menesteres». Quieren que Carvajales vuelva a ser ese rincón pacífico ajeno a la bulla de los miradores de postal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.