PRENSA: El muro con vistas de la calle Zenete

El Albaicín es un barrio para mirarlo pero también para mirar desde él. Sus vistas más preciadas, sobra decirlo, son las que apuntan a la Alhambra, el Generalife y la corona serrana que la enmarca. Sin embargo, el barrio más famoso de Granada es extenso y desde algunas de sus vertientes se divisan otras zonas de la ciudad.

Leer en Ideal a Alfredo Aguilar, 15-08-2017

La calle Zenete discurre en paralelo -si es que un trazado árabe lo permite- a una porción de la calle Elvira. Esa calle esconde un muro horadado por pequeñas troneras que, situadas a diferentes alturas, ofrecen panorámicas particulares de la ciudad.

Desde esas ventanitas se contemplan los tejados de los edificios cercanos pero también las cúpulas y cubiertas de algunas de las iglesias más notables del centro de Granada. El Zenete y su entorno ha sido víctima frecuente de actos vandálicos y sus vecinos han denunciado en repetidas ocasiones el abandono que sufre y el deterioro de su empedrados, que en días de lluvia se convirte en un sendero minado de peligros.

Sin la masificación de otras zonas del Albaicín, la calle Zenete y aledañas constituyen otra puerta de entrada al laberíntico barrio para ganar altura y alcanzar otros puntos más conocidos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.