Aparcar en la calle Zenete. Está prohibido y es un despropósito

Denunciamos la situación de descontrol que existe en la calle Zenete en cuanto a aparcamiento . Vamos por partes:

1-Recordamos que esta es una calle de sentido único y sin salida.
2-A la entrada de la calle, en su encuentro con la Cuesta de la Alhacaba, existe una señal de prohibido el paso. Más claro imposible. En esa calle está prohibida la entrada de vehículos. Aquí hay una contradicción, estará prohibida la entrada excepto para los permitidos, que además de los indicados, suponemos que son: residentes con garajes autorizados y los usuarios del parking público que tengan allí plazas en alquiler
Sin embargo, a lo largo de la calle, hay infinidad de coches aparcados. 
3-En la calle existen señales verticales y marcas en el pavimento que recuerdan dónde no se puede aparcar. Se llega al paroxismo de tener que señalar la prohibición hasta en puntos en los que según toda lógica, educación y norma de circulación nunca se aparcaría: delante de puertas de entrada a viviendas, en embocaduras de calles, delante de contenedores de basura.  
Sin embargo, en algunos casos ni esto importa, y la gente aparca. Hay vecinos que tienen que recordarlo haciendo sus propias señales o poniendo vados donde no hay garajes. También hay vecinos que han colocado obstáculos para que no se aparque. 
4-En la calle existe un aparcamiento público con unos precios razonables de alquiler. Sin embargo, quedan plazas libres.
5-Es conocido el historial de quejas de los vecinos de la calle que ante esta situación se han visto sin poder salir de sus casas por tener las puertas bloquedas por coches mal aparcados, o por tener que hacer maniobras complicadas con sus vehículos para entra entrar o salir de la calle. Hemos vuelto a recordar esta situación en la última Junta Municipal de Distrito del mes de enero de 2017, exigiendo la actuación de la policía y multando a todo el que incumple la norma. 
Evidentemente, además de los flagrantes incumplimientos, hay un problema: la calle está mal señalizada desde su entrada. Debería quedar claro desde el principio que se prohíbe la entrada de todo vehículo menos el de los residentes y autorizados.Debería queda claro que está prohibido aparcar en TODA la calle.
Pero esto no impide que se cumplan las normas básicas de circulación y aparcamiento, y que las autoridades las hagan cumplir. 
Recordamos que, además de todo lo anterior, la calle es de todos y, en Albayzín especialmente, de los peatones, y que la invasión descontrolada de vehículos atenta contra nuestro derecho a la ciudad y al espacio público. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.