El Informe de la UNESCO sobre Centro Histórico Córdoba patrimonio mundial

 

El ABC de Andalucía titula así esta noticia que se refiere a Córdoba: «El Casco histórico pasa el examen de la Unesco como Patrimonio Mundial» 

Como dice el titular aprueba, aunque también marca algunos retos y cuestiones a mejorar, así lo destaca la entradilla: «El informe evaluador insta a las instituciones a mejorar la gestión y a una coordinación más efectiva»

¿Habrá también un informe evaluador de nuestro barrio? ¿Lo leeremos?

Vamos a preguntarlo y pediremos que se haga público.

LA agencia de Naciones Unidas para la educación y la cultura, la Unesco, ha terminado ya el informe sobre el Casco Histórico de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad, y la forma en la que se conserva y se gestiona. La ciudad pasa el examen de cómo se encuentra su parte urbana más preciada, la que tiene el reconocimiento internacional desde hace dos décadas, tres en el caso de la Mezquita-Catedral. Lo mejor del informe, fechado a mediados del mes de octubre, es que no señala afecciones de extrema gravedad, cuestiones que sea inviable acometer. Lo menos bueno es que reclama a las instituciones que actúen, que se organicen, para gestionar mejor el patrimonio que tienen por medio de una entidad estable y especializada, con personal cualificado, que se dedique a la vigilancia de las medidas que se toman para la gestión del patrimonio y su promoción.

Una toma de temperatura al documento, de nueve páginas, son sus cuatro conclusiones centrales. Asegura que la autenticidad del Casco Histórico —técnicamente, la Mezquita-Catedral y el barrio que le rodea— «se ha preservado» (la nota más alta posible). La integridad del bien inscrito en la Unesco «está intacta» (lo que viene a ser un sobresaliente). La cualificación como Bien de Excepcional Valor Universal «se ha mantenido» (la calificación más elevada). «Otros valores culturales o naturales se han degradado parcialmente aunque el estado de conservación no ha tenido un impacto significativo», dice el informe. La guía que aclara este tipo de expresiones afirma que es la segunda mejor nota y que se refiere a todos aquellos efectos derivados de la gestión de un bien protegido.

La Unesco realizó su último informe de estas características en 2006. En 1994, a su vez, redactó el documento que se conoce por sus siglas de SOC («State of Conservation», estado de mantenimiento en inglés) más ligado a la situación física. El informe periódico tiene más que ver con la gestión general de un conjunto natural o monumental, con la preservación de aquellos riesgos y amenazas a los que se enfrenta tanto por la acción de la naturaleza como que son atribuibles directamente a la acción u omisión del hombre.

Decisiones

El informe de la Unesco pone tareas a las administraciones, la primera de las cuales, por raro que parezca, es un sistema de control de palomas y especies invasoras. En 1994, en un informe específico sobre la Mezquita-Catedral, se reclamó un tratamiento contra las plagas, preventivo, en todas las zonas de madera del monumento. El proyecto se pagó con dinero de la Junta.

Entrando en materias más interesantes, la agencia de la ONU reclama a las administraciones que tomen dos decisiones para las que la Unesco ha de dar su visto bueno por medio de decisiones específicas. La primera es la creación de una «buffer zone» o zona de amortiguación. Lo que le está pidiendo la Unesco al Ayuntamiento y a las autoridades autonómicas es que la parte protegida de la ciudad no acabe y arranque la que no tiene protección alguna y vale todo. En este caso, se reclama que el Casco Histórico disponga de un anillo que lo rodee que disponga de una regulación propia en materia como los impactos visuales. La última ciudad en realizar una iniciativa de estas características ha sido Burgos. El Ayuntamiento tramitó ante la Unesco la delimitación de 80 hectáreas de territorio que sirven de abrigo al monumento más relevante de la ciudad castellana. Para hacerse una idea, Burgos tuvo que modificar su planeamiento urbanístico hasta que Naciones Unidos le aceptó la propuesta. Según el informe, el Ayuntamiento ya está trabajando en la propuesta. El calendario asegura que el trabajo estará definido, a lo sumo, el próximo año.

Unos nuevos límites

La siguiente gran iniciativa que tendrá que afrontar el Ayuntamiento es la creación de unos nuevos límites para la zona Patrimonio de la Humanidad. Según el equipo que redactó el proyecto de 1994, la zona que entraba dentro o fuera de la parte Unesco no tuvo más criterio que el buen saber y entender de aquellos profesionales. De hecho, el plano usado dejó fuera partes relevantes del Casco Histórico de Córdoba e incluyó otras. El informe ya asegura que esa localización debe realizarse mediante un sistema «científico», argumentado. El trabajo se va a realizar entre lo que queda de 2014 y 2015, se asegura.

La tesis del Ayuntamiento es que todo el Casco Histórico sea Patrimonio de la Humanidad aunque esa opinión no aparece en el informe de la Unesco ni tiene por qué ser compatible con la creación de una zona de amortiguación. De hecho, Icomos ya ha hecho llegar al Consistorio la idea de que no se haga ilusiones.

Atención ganadera

Una de las medidas o conclusiones más curiosas es que se debe de incrementar la colaboración con el mundo de la empresa. Sin embargo, se realiza una aportación específica y concreta. Hay que hablar con los ganaderos que utilizan la ribera del Guadalquivir como aprovechamiento de pasto.

La Unesco reconoce que hay profesionales cualificados en la gestión del Patrimonio pero entiende que no son los suficientes y que es preciso trabajar con más gente y mejor formada. Y le dice a las instituciones en qué se está fallando. Existen personas muy bien formadas en promoción y conservación (el informe fue elaborado con personal municipal y los responsables de la Mezquita-Catedral). Algo menos bien se está en materias como la participación de la ciudadanía, educación o seguridad. Sin embargo, la formación es «pobre» en materias como la investigación en patrimonio y el monitorizaje de iniciativas. Atención especial merece la gestión turística teniendo en cuenta que la financiación del Patrimonio de la Humanidad tiene a su principal fuente de recursos a la venta de entradas, principalmente en la Mezquita-Catedral. Más de un tercio del dinero que se dedica a esta materia, dice el informe de análisis, procede de esta cuestión.

La propuesta para mejorar es la colaboración. Y la Unesco insta a las instituciones, incluido el Obispado de Córdoba, a sentarse a hablar para mejorar la capacitación y coordinación de quienes trabajan en el desarrollo de medidas que tengan que ver con el Patrimonio de la Humanidad. Advierten de que las bases institucionales, e incluso las personas, existen pero que es necesario profundizar en los trabajos que se realizan y su difusión. De hecho, la Unesco advierte de que existe un armazón legal «excelente» y que lo que es necesario es aplicarlo. El informe hace acopio de la muy numerosa normativa que en estos momentos afecta a la parte reconocida por la Unesco, desde planes urbanísticos locales hasta la legislación autonómica o estatal en la materia. Sin embargo, se echa en falta que todo ese esfuerzo burocrático se realice de una manera coordinada y no dispersa. La Unesco entiende que Córdoba necesita mejorar.

Una de las cuestiones clave del informe se encuentra en las críticas a la ausencia de criterios para monitorizar el estado del Casco Histórico, para realizarle un seguimiento constante. De hecho, es la parte más dura del documento porque no existen entidades que trabajen de forma participada en este tipo de cuestiones. Los criterios no han sido realizados ni se ha involucrado a los agentes sociales y económicos en su desarrollo. El documento llama la atención sobre la necesaria mejora en los programas educativos relacionados con el Casco así como la forma en la que se presentan al público los valores universales del conjunto.

El informe fue realizado antes de la apertura del Centro de Visitantes tras la larga polémica que enfrentó a la Junta de Andalucía con el Ayuntamiento. Se ve que los redactores del documento pudieron verlo porque mantienen que la situación del inmueble es «excelente». Advierten en una nota que no estaba abierto pero que lo estaría en escasas fechas.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.