Denuncian a Alhambra Bus por siete despidos

Los trabajadores despedidos junto a algunos familiares y el portavoz y candidato socialista a la alcaldía Paco Cuenca. GiM 2014

Los trabajadores despedidos junto a algunos familiares y el portavoz y candidato socialista a la alcaldía Paco Cuenca. GiM 2014

Los afectados acusan a la empresa de dejarlos en calle y contratar en su lugar a otros ocho empleados para evitar hacerlos fijos. El PSOE critica “precarización” del servicio público, que ha perdido una línea con el Plan de Movilidad.

Leer a Lorena Moreno en GranadaiMedia, 22-12-2014

Echan jornadas maratonianas al volante -hasta “once horas seguidas encadenando turno diurno con el servicio nocturno”; los obligan a estar “pendientes del teléfono las 24 horas”, fines de semana y festivos incluidos, porque pueden llamarlos para “ir a trabajar en cualquier momento”; y su salario es inferior al de los conductores del transporte urbano de la ciudad dependientes de Rober, pese a desarrollar el mismo servicio y pertenecer al mismo grupo empresarial… en estas “precarias” condiciones laborales “aguanta” la plantilla temporal de Alhambra Bus, responsable de las líneas de microbús C1, C2, C3 y Búho, a la espera del ansiado contrato indefinido. Lo han denunciado siete trabajadores a los que la empresa acaba de dejar en el paro “para evitar hacernos fijos”, lamentaron durante una concentración en la plaza Isabel la Católica.

Los afectados, que ya han puesto el caso en manos de la justicia, critican que la empresa haya cubierto sus puestos “con la contratación de otras ocho personas”, cuando llevaban tres años -“el que menos”- prestando su servicio en Alhambra Bus. “Nos dejan parados para desvincularnos de la compañía, eliminar nuestra antigüedad y no tener que hacernos fijos. Después de tenernos casi maltratados laboralmente haciendo búho y servicios de fines de semana, lo último que esperábamos era que metieran a otros trabajadores en nuestro puesto”, criticó Francisco Javier Molinero como portavoz de los trabajadores despedidos.

La situación de estos siete empleados no es aislada. “Hay más afectados, pero no todos han querido denunciar por miedo”, advierte Molinero, que suma al menos otros diez casos -de una plantilla de alrededor de 40 trabajadores- en esta difícil tesitura. De hecho ya hay un empleado al que tienen que readmitir porque una sentencia considera nulo su despido, explicó en una rueda de prensa aprovechando la concentración.

En su comparecencia los trabajadores estuvieron acompañados por el grupo municipal socialista, que censuró la “precarización de los servicios públicos” de la ciudad. “Es obligación del Ayuntamiento revisar cada uno de los acuerdos de las contratas de los servicios públicos que pagamos todos los granadinos. El alcalde, José Torres Hurtado, debe velar por el cumplimiento de los convenios, en unas condiciones laborales justas y dignas”, defendió el portavoz del PSOE, Francisco Cuenca

El socialista incidió en que más allá de la política laboral de Alhambra Bus, su plantilla se ha visto resentida por el plan de Movilidad, ya que su introducción supuso el transvase a Rober de la línea C4, antes responsabilidad de esta compañía. “Esta reducción de kilómetros al final se traduce en puestos de trabajo”, recriminó.

“La C4 nos la quitaron con el consecuente despido de los conductores que prestaban ese servicio [se calculan 2,3 por línea]. Para colmo retoman el bus del cementerio y Rober sigue con éste y la C4″, se quejaron los trabajadores, para los que la concejal de Movilidad, Telesfora Ruiz, incumplió su palabra de dejar esta línea al volante de Alhambra Bus.

Los empleados despedidos censuraron, por otro lado, la pérdida de la flota de microbuses en mejores condiciones. “Nos han dejado los peores vehículos. Carecen de rampas y aire acondicionado, por no hablar de que tienen más años que nosotros, dando muy mala imagen a Granada”, señalaron, sintiéndose los “marginados” de la compañía.

El presidente del comité de empresa de Transportes Rober, Francisco Barranco, ahondó en la necesidad de transvasar a Rober el servicio de Alhambra Bus y Herederos de Gómez, ambas pertenecientes al mismo grupo empresarial, Roblaria, con la subrogación de sus dos plantillas “para igualar salario y condiciones laborales”. A su entender, estas dos contratas se “visten” de “turística” e “interurbana” para abaratar el sueldo de sus trabajadores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Un comentario

  • Harold Burgon

    ¿A quien es responsable por transporte publico en Granada? Seguro este chico no tiene ni idea pero nunca el pide los opiniones de los vecinos…Esto es la problema de todos los errores, el Tren Turistica es un ejemplo perfecto!

    24 diciembre, 2014 at 15:47 Reply