Malas noticias para un barrio patrimonial: El Gobierno descarta conservar y proteger el patrimonio histórico y cultural en 2015

presupuestos generales 2015El Confidencial, 01-10-2014

Para 2015 la cultura crecerá en España un 4,3%. Al menos, una pequeña parte de la cultura: la que más rendimiento político ofrece. El cine, la música y la danza y (algunos) museos. José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte, tendrá algo más de 30 millones que el año anterior para gestionar los balances culturales. Sin embargo, a lo largo del diseño de cuatro años de Presupuestos Generales queda patente el recorte de 188 millones de euros a este capítulo de los números de España.  

De todas las partidas, las que más han sufrido en este periodo son las menos espectaculares, las que no tienen foto. Esas caen en picado: archivos, bibliotecas, conservación y patrimonio. El desprecio por todas ellas ha sido una constante en las cuentas del ministerio. La que para muchos es la mayor fuente de riqueza de España, queda arrinconada y en grave peligro de desaparición.

En la partida dedicada a la “conservación y restauración de bienes culturales” sumada a la de «protección al patrimonio», vemos que se ha decidido pasar de 24,7 millones a 22 (-11%). En 2012, las dos partidas hacían un total de 38,1 millones de euros, un recorte del 42,2% sobre la conservación y restauración de nuestros bienes culturales. La retirada del apoyo todavía es mucho más grave, si tenemos en cuenta que en 2011, nuestro patrimonio tuvo en ayudas 45,9 millones de euros. Es decir, durante el gobierno de Mariano Rajoy y el Ministerio de José Ignacio Wert se ha invertido un 52% menos en el legado histórico y artístico. En ningún apartado el recorte es tan exagerado.

Han caído en el camino las transferencias a las universidades para convenios de colaboración en formación e investigación y han retirado el apoyo a las entidades locales para restaurar y conservar su patrimonio en un 36%. La única buena noticia es la creación de una partida por 240.000 euros para la elaboración de estudios sobre conservación de las ciudades declaradas Patrimonio Mundial. Del resto, ya veremos.

ARRIBA LOS GRANDES MUSEOS, ABAJO LOS DEMÁS

La partida de museos ha sido la más agraciada, con un crecimiento del 8,1%, de 131,7 millones de euros a 142,4 millones. Sin embargo, ¿cómo se han repartido esos casi once millones? Para empezar, lo más escandaloso de la partida son los 5,3 millones de euros que recibe el Museo Thyssen Bornemisza “en concepto de déficit dotable”. Es decir, no es un incremento de presupuesto como tal, es un parche (que se lleva más de la mitad de la ampliación de la partida) para tapar el agujero catastrófico que sus gestores han creado en el año anterior, como ya hemos contado. Ningún otro museo público tiene esta prebenda y tampoco hay fiscalización de la gestión.

La presión de las últimas semanas ha sido fructífera y los dos grandes museos recibirán más dinero de las arcas públicas: el Reina Sofía podrá dejar de pensar en “apagar la luz”, porque crece un 7,5% (de 33,2 a 35,7 millones). Ha perdido en cuatro años un 15,6%. El Museo del Prado también: 8,2% más, de 39,1 a 42,3 millones de euros. Ha perdido un 5,3% en estos cuatro años.

Los recortes eran habituales en infraestructuras, pero este año han crecido y se quedan en una inversión de 16,3 millones, 3,6 millones de euros más que el anterior ejercicio. Este periódico ha consultado acerca de esta partida a la Secretaría de Estado de Cultura, pero no ha obtenido respuesta. Una cifra ridícula si la comparamos con los 30,3 millones de euros de 2012. En total, la partida a los museos en esta legislatura ha caído un 19,8%, más de 35 millones de euros.

La Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas deja por un año el calvario y toma un respiro: de 46,6 millones pasa a ingresar 48. Lo que se desconoce, por falta de transparencia, es cómo se reparten entre los 21 museos estatales.

Sin embargo, no todo son buenas noticias. La estructura del aparato público cae en esta partida –y veremos que se repite en varias áreas-, 300.000 euros de recortes en gastos de personal, en la dirección general. Y 500.000 euros menos en gastos corrientes.

Y 2,7 millones de euros menos en transferencias a los proyectos museísticos de las comunidades autónomas. Es decir, los museos estrella cuentan con el apoyo político, el resto no. Probablemente sean los más necesitados. Entre las instituciones muy castigadas aparece la Academia de Bellas Artes de San Fernando, que recibirá 317.000 euros, 260.000 euros menos que el año anterior. El IVAM (156.000) y el MNAC (1.933.140) mantienen sus ayudas intactas, pero el MACBA ha desaparecido (al menos de la información de los PPGG). El Museo Lázaro Galdiano sufre un golpe durísimo y pierde un 44% de ayudas. También el MARCO de Vigo y el Patio Herreriano.

Uno de los capítulos más dramáticos es el dedicado a las ayudas para la promoción del arte español: han desaparecido. De los 1,2 millones dispuestos para dar a conocer nuestro arte en 2012 se ha pasado a una ayuda de 90.000 euros. La cuantía de los Premios Nacionales se ha mantenido intacta desde entonces, en 90.000 euros.

……

Leer más:  El Gobierno descarta conservar y proteger el patrimonio histórico y cultural en 2015

Presupuesto Cultura 2015

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.