El pacto por la apertura del museo se agrieta

Ana Gámez, Isidro Toro, Juan García Montero y Sebastián Pérez, en su visita al museo.

Ana Gámez, Isidro Toro, Juan García Montero y Sebastián Pérez, en su visita al museo.

Santiago Pérez: “En septiembre las partidas no gastadas cambian de destino. No querría que el dinero desapareciera del Museo”

Ana Gámez: “La Junta ya ha hecho los deberes. No confunda a la opinión pública para evitar hacer frente a sus obligaciones”

GranadaiMedia, 04-06-2014

Álvaro Calleja

La voluntad mostrada por las administraciones para reabrir el Museo Arqueológico de Granada se ha quedado en una declaración de buenas intenciones. Ha bastado que transcurriera un mes desde la última comparecencia de sus representantes en la Casa de Castril para que asomen las primeras fisuras de un compromiso político que buscaba aplacar las críticas de los ciudadanos por los cuatro años que el museo lleva cerrado al público.

Como ha informado en más de una ocasión GranadaiMedia, la Junta de Andalucía es la administración encargada de la gestión del museo y el Gobierno español es el propietario del edificio y a quien compete la inversión en obras de calado.

Este martes el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, ha confirmado lo que dijo hace un mes, que el Ministerio de Cultura ha aprobado una modificación presupuestaria de 200.000 euros para subsanar las deficiencias estructurales del inmueble y adaptar el patio y las tres salas de la primera planta como zona expositiva. La idea inicial contemplaba la apertura de la primera planta a la espera de una reforma integral del edificio renacentista.

La polémica ha surgido cuando Péréz ha reclamado a  la Junta de Andalucía que cumpla con su parte del contrato que hasta hoy se desconocía y que, según el dirigente popular, guarda relación con  la adecuación de la recepción de visitantes y la eliminación de barreras arquitectónicas.

La respuesta de la Junta de Andalucía no se ha hecho esperar. En un comunicado, la delegada de Educación, Cultura y Deporte, Ana Gámez, ha confirmado que la Junta “ya ha hecho los deberes”, por lo que ha pedido a Pérez que “no confunda a la opinión pública para evitar hacer frente a sus obligaciones”. “Es muy fácil hacer promesas para después sacar balones fuera”, ha replicado Gámez.

Para Santiago Pérez, los trabajos de accesibilidad son necesarios si se quiere ”desbloquear” su apertura porque, de no llevarse a cabo de inmediato, “no se puede actuar”, circunstancia que pone en peligro los 200.000 euros de inversión del Gobierno central, según ha explicado en rueda de prensa.

Durante su comparecencia ha informado que si en septiembre la reforma no ha avanzado, la partida asignada podría cambiar de destino. ”No es una crítica, es un llamamiento a los responsables de museos de la Junta para que desbloqueen el tema del Museo Arqueológico”

La delegada de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada, Ana Gámez, he recordado que el Estado conserva la titularidad de los edificios e instalaciones de los Archivos y Museos, y que las inversiones que se realicen en los inmuebles, y que no supongan la mera conservación de los mismos, serán programadas por el Ministerio de Cultura, por propia iniciativa o a propuesta de la Comunidad Autónoma y que dichas inversiones se realizarán con cargo a las partidas que se habiliten al efecto en los Presupuestos Generales del Estado o, subsidiariamente, en los de la Comunidad Autónoma. Igualmente establece que los gastos de mantenimiento y conservación de los edificios e instalaciones serán atendidos por la Junta de Andalucía.

“Desde su cierre en el año 2010 la Junta de Andalucía, además de los habituales gastos de funcionamiento, ha atendido la realización del estudio diagnóstico, la reparación de cubiertas, la sustitución de canalones, el tratamiento antixilófago,y el encargo del proyecto de rehabilitación de vestíbulo y planta baja del Museo Arqueológico previamente acordado por el Ministerio y que fue informado favorablemente por la Comisión de Patrimonio en Noviembre de 2012″. “Por tanto, la Junta reitera que el Ministerio puede empezar las obras cuando quiera”, concluye el comunicado de la delegada.

Se abre así una nueva grieta en la política de colaboración de las administraciones que resulta igual de complicada de atajar que las que afectan al edificio renacentista por causa de humedades o movimientos de tierra. E igual de dañina que los xilófagos que corroen la madera.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.