PRENSA: Urbanismo inicia los trabajos para el nuevo plan de protección del Albaicín

En la actualidad el distrito está regulado por un documento de 1991. Los últimos intentos cayeron en saco roto por “fallos”

Leer en Granada Hoy, 19-11-2017

¿Cuánto ha cambiado el Albaicín en los últimos treinta años? Por el momento el Ayuntamiento no tiene respuesta a esta pregunta. En pleno 2017 el barrio continua regulado por el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Albaicín-Sacromonte aprobado nada menos que en 1991. Sí, a principios de los noventa cuando los conceptos turismo de masas o gentrificación ni se utilizaban… Así a nadie se le escapa que redactar un nuevo plan es imprescindible para proteger el barrio. Y conscientes de esa necesidad, el Ayuntamiento de Granada ha designado el encargo a un equipo de funcionarios de Urbanismo, encabezado por un arquitecto, que van a analizar casa a casa y pared a pared los cambios que ha sufrido el barrio. Las rehabilitaciones, las construcciones, los cumplimientos y los incumplimientos de una zona, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad regulada por una visión cultural y urbanística del pasado.

No es la primera vez que el Ayuntamiento lo intenta. Desde el año 2000 han sido varias las propuestas que se han quedado en eso. Una de las más sonadas se presentó en 2006. El entonces concejal de Urbanismo, Luis Gerardo-Royo se vio obligado a romper el contrato con el equipo redactor ante la gran cantidad de fallos que tenía el documento. El objetivo era actualizar el Pepri teniendo en cuenta que desde entonces se habían dado cambios en la normativa por ejemplo con la aprobación de una nueva Ley de Patrimonio Histórico y un nuevo Plan General de Ordenación Urbana. Sin embargo, la gran cantidad de fallos encontrados en el plan que citada edificaciones rehabilitadas en ruina o que incluso aludía a intervenciones en Asturias en lugar de la ciudad provocó un aluvión de alegaciones. Tiempo después se intentó de nuevo. A finales de 2008 la capital presenta una nueva propuesta. Sin embargo, la respuesta por parte de la Junta de Andalucía fue muy dura con la redacción de un informe que puso sobre la mesa multitud de carencias o tachó propuestas de “descabelladas”. Entre las que se alzaron con el rechazo destaca el ensanche de San Juan de los Reyes retranqueando edificios o la construcción de una carretera al Sacromonte que tampoco gustó.

Tras años de espera y actualizaciones varias Urbanismo decide meter el último proyecto en el cajón en 2014. En enero de 2009 el Ayuntamiento había presentado a la Junta 12 ejemplares del plan con la intención de que dieran el visto bueno al documento, requisito indispensable para que saliera adelante. En febrero de 2014 con Isabel Nieto como concejal de Urbanismo la capital archivó el expediente. El Albaicín y el Sacromonte volvieron a quedarse en un limbo que trae de cabeza a vecinos y empresarios. Cada intervención, cada obra, supone una innovación a un plan que, casi treinta años después está obsoleto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>