PRENSA: Pasacalles por un Albaicín “que no se vende”

Decenas de personas protestan contra el modelo turístico que multiplica los viajeros y expulsa a los vecinos.

Leer en Granada Hoy, 07-10-2017

Decenas de personas tomaron ayer el mirador de San Nicolás bajo el lema: “El Albaicín no se vende”. La iniciativa, organizada por ‘Ajuntamiento Albayzín’ y la plataforma vecinal Albayzín tiene como objetivo protestar ante las consecuencias que el turismo de masas está provocando en el barrio. En los últimos años los vecinos del histórico distrito han visto como, paulatinamente, desaparecen los servicios y establecimientos mientras se multiplican los negocios dedicados a los viajeros. Han desaparecido las tiendas pequeñas de trato cercano en favor de restaurantes y bares que salpican las calles de cartelería y terrazas. De forma paralela se conceden licencias para ampliar los apartamentos turísticos mientras que la población que vive históricamente en el barrio encuentra numerosas dificultades para hacer obras en sus viviendas en una ciudad con un Plan Albaicín obsoleto.

El pasacalles comenzó en el Mirador de San Nicolás y discurrió por algunas calles del distrito. Una de las asistentes leyó un manifiesto que despertó el interés de numerosos viajeros y personas que se encontraban en la zona. “Se lo vendieron a la Humanidad y se lo quitaron a Encarni y Manolo. ¿Dónde está la frutería de la cuesta de San Gregorio, la mercería de la calle del Agua y la tiendita de la calle Bocanegra? ¿Y la tranquilidad de la calle San José o María de la Miel con la que disfrutar de un paseo sin que decenas de grupos turísticos masifiquen sus esquinas? ¿Pueden las niñas y niños jugar libremente en plaza Nueva, y las abuelas y abuelos sentarse en paz en plaza Larga? ¿Qué fue de los precios y alquileres para vivir en el Albaicín a un precio asequible para todas y todos? Y lo que es más importante, ¿Dónde están Encarni y Manolo?, detallaba el texto.

A todo ello, seguía una conjunto de peticiones para mejorar la vida de la zona. “Los vecinos del Albaicín deseamos que nuestro barrio siga siendo un barrio con viviendas calles y plazas para sus gentes abierto a los nuevos vecinos y hospitalario con todos los viajeros”. Además, esperan que se apueste por un “turismo social y sostenible descentralizado en el resto de la ciudad y pueblos de Granada y con una economía municipal más diversificada”.

Una de las partes más críticas del texto hace alusión a la conversión del barrio en “parque temático”. Consideraron que los políticos están haciendo del turismo en el Albaicín una nueva burbuja como ya ocurrió con la inmobiliaria potenciando un turismo de masas y un modelo económico que no beneficia a los vecinos y que degrada social y ecológicamente la ciudad. “El Albaicín se está haciendo inhabitable y solo la vida impide que los barrios mueran y, el Albaicín, se muere”, remarcó la integrante que leyó el texto y que repasó alguno de los puntos que se utilizan como reclamo para aumentar las pernoctaciones. Zonas colapsadas como el Mirador de San Nicolás o la Carrera del Darro. Por último, lanzó una declaración de intenciones: “Vamos a movilizarnos en defensa de nuestras viviendas y vamos a sacar los problemas a la calle”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Un comentario

  • Monica Andrada

    Las tiendas han ido desapareciendo simplemente o porque se han ido jubilando los propietarios o se han cansado ellos mismos de tener que transportar ellos mismos sus mercancias. No tiene nada que ver con el turismo.
    Esta ciudad vive solo y exclusivamente de eso. Y claro, los tiempos cambian para todos.
    Si estoy de acuerdo con el abuso de espacios publicos por parte de los dueños de bares. Como es el caso de la Plaza de la Romanilla, Plaza Nueva y Plaza Aliatar.
    Lo que se necesita es el arreglo en la pavimentacion que facilitaria muchas cosas positivas. Es un camino de cabras en casi su totalidad!

    8 octubre, 2017 at 23:44 Reply