PRENSA: Las cámaras del Albaicín graban 29 delitos entre pintadas, micciones y botellones

Una de las herramientas de vigilancia fue robada el pasado mes de agosto y aún no ha sido repuesta por el Ayuntamiento, que «debe aprobar su coste»

Leer en Ideal 19-11-2018

En enero de este año, el Ayuntamiento de Granada instaló ocho videocámaras de vigilancia en el barrio del Albaicín, con el fin de combatir el vandalismo que afectaba a la zona en forma de pintadas, robos y concentraciones para beber en la calle. Tras diez meses de funcionamiento, José Antonio Rebollo Alcaraz, intendente de Servicios Especiales de la Policía Local de Granada, facilita al periódico IDEAL un informe que recoge las 29 incidencias registradas por estos dispositivos. Más allá de las cifras, el cuerpo policial explica que la presencia de las cámaras «está siendo muy provechosa como medida disuasoria», ya que «se ha detectado una disminución considerable de actos vandálicos tales como la realización de grafitis en los monumentos del Albaicín». Del mismo modo, Rebollo añade que el sistema de vigilancia ha servido para identificar a algunos sujetos que cometieron «otras acciones de gamberrismo» en la zona.

En relación a los delitos por pintar grafitis, uno de los principales actos vandálicos por los que se instalaron las videocámaras, el intendente de la Policía Local afirma que, a pesar de la vigilancia, «suponen investigaciones costosas y lentas». Por un lado, Rebollo argumenta que «Granada es una ciudad muy turística» y, aún grabando las caras de los delincuentes, «es complejo dar con ellos, porque hay mucha gente que viene y va». Además, la Policía también añade que «algunos grafiteros ya conocen la presencia de las cámaras y van preparados», presentándose «con la cara tapada» a la hora de realizar sus dibujos. En varias ocasiones a lo largo de este año, el cuerpo granadino ha podido ver en las grabaciones a jóvenes «encapuchados con pasamontañas o gorros» realizando pintadas. «Las cámaras captaron las acciones y estamos investigando los hechos, pero al ir con la cara tapada es complicado», comenta Rebollo.

En cualquier caso, la Policía Local insiste en que la «labor de disuasión» de las cámaras es «muy positiva», ya que, aunque aún no ha terminado el año 2018, hasta ahora la comparación con 2017 demuestra que «ha bajado muchísimo» el número de pintadas. Si observamos las cifras del pasado año, nos encontramos con que hubo más del doble de denuncias por grafitis en la zona. En total, fueron doce las acciones denunciadas por este acto, a pesar de no estar instaladas las cámaras, frente a las cinco demandadas en 2018.

Recuento de acciones

En relación a los grafitis, el informe policial al que ha tenido acceso IDEAL cifra en cinco las incidencias de este tipo registradas por las cámaras de la zona. De estas cinco, destaca una en el Callejón del Gallo, donde un dispositivo logró captar la cara del grafitero al que ahora se investiga, y otra en el aljibe del Zenete, donde un ciudadano británico fue grabado por las cámaras en plena acción, lo que permitió su detención ‘in fraganti’ justo cuando terminaba de plasmar las letras ‘HEK’ en una pared de ladrillo aledaña al depósito.

«Hemos desarrollado un sistema que respeta la privacidad y sólo graba el delito»

El centro de vigilancia al que llegan las imágenes de todas estas cámaras se encuentra en la Jefatura de Policía Local, en la Huerta del Rasillo de Granada capital. José Antonio Rebollo, intendente del cuerpo, explica que han desarrollado el sistema de tal forma que «sea respetuoso con la privacidad de los ciudadanos granadinos». De esta forma, la captación de imágenes se muestra en el centro de vigilancia de Huerta del Rasillo «cuando detecta a una persona durante más tiempo del habitual en el mismo sitio». Esta es la forma en la que, según Rebollo, las cámaras «graban solamente los delitos», ya que el sistema permite inmortalizar acciones delictivas como «botellones, micciones, defecaciones, robos o pintadas de grafitis» que requieren la estancia durante varios segundos o minutos de individuos en un mismo punto clave del Albaicín. «Hemos perfeccionado el funcionamiento para que tenga principalmente una acción disuasoria», sentencia el intendente Rebollo.

Aunque el control de las pintadas en monumentos históricos era uno de los principales objetivos de la instalación de las videocámaras, el acto ilegal más veces registrado ha sido la realización de botellones. Y es que, las cámaras del Albaicín han permitido interponer hasta dieciocho denuncias administrativas por grupos de personas bebiendo en las calles.

Otro de los delitos captados por cámara ha sido el ensuciamiento de los monumentos históricos, bien por micciones, defecaciones o abandono de basuras. El informe policial cifra en cuatro los casos de micción o defecación (tres en el aljibe del Zenete y uno en Plaza del Triunfo) y en uno el de arrojo de desperdicios.

Finalmente, la vigésimo novena acción vandálica grabada la conforma precisamente el robo de una de las cámaras, la cual captó las imágenes de los delincuentes justo antes de ser sustraída.

El robo de la cámara

La madrugada del pasado 7 de agosto, uno de los elementos de captación de imágenes instalados junto al palacio Dar al- Horra, en el Callejón de las Monjas, fue sustraído «por dos jóvenes encapuchados», según afirma la Policía Local de Granada.

Tal y como ha podido comprobar el periódico IDEAL, a día de hoy la cámara robada todavía no ha sido respuesta. Cuestionado por este asunto, el organismo policial recuerda que el robo «fue obra de dos personas que rompieron la carcasa y se llevaron la cámara», y afirma que «el asunto está actualmente en manos de la Concejalía de Urbanismo del Consistorio».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.