PRENSA: Las autocaravanas ‘prohibidas’ llegan al Cerro de San Miguel

La historia de la ocupación del Cerro de San Miguel parece no acabar y se manifiesta ya en todas sus vertientes. A la existencia de moradores en las cuevas se ha sumado un nuevo tipo incómodo de huésped que, si no se frena a tiempo, puede acabar generando problemas mayores.

Leer en Granada Hoy, 02-05-2018

Se trata de la presencia de personas que llegan hasta este bello enclave en sus caravanas y no dudan en pernoctar pese a la señal de tráfico que lo prohibe de forma estricta.

Esta semana tan solo había dos pero, según ha podido saber este periódico, es frecuente que el camino que conecta con el Centro de Internamiento de Menores Infractores de San Miguel haya coches, caravanas e incluso tiendas de campaña de personas que acampan aquí provocando problemas a los trabajadores y jóvenes que acuden a esta instalación que han solicitado un mayor control de la zona así como la mejora de la iluminación.

“Hay problemas de seguridad pero la policía no responde como se debería”, explica el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, quien explica que los trabajadores y jóvenes acceden al centro por un camino de acceso que no está asfaltado, que se embarra cuando llueve y que queda demasiado lejos de las paradas de transporte público. Tampoco hay una la iluminación adecuada a la vez que el entorno ha sido ocupado por caravanas y vehículos abandonados. Ante esta situación, el edil pide que “se actúe cuanto antes”. En este sentido, lamentó que la última actuación haya sido de 2013 y no tuvo éxito más allá de provocar un “escándalo”.

Este es solo uno problema más de los que sufre la zona. El Ayuntamiento ha iniciado un plan para identificar a los moradores de las cuevas de cara expulsar a quienes las ocupen de forma ilegal con la idea de recuperar el entorno y construir un gran parque para el disfrute de todos los ciudadanos. En este sentido, el portavoz de IU remarca que es necesario hacer una actuación coordinada entre la Delegación de Cultura, el Ayuntamiento y la Delegación de Vivienda de la Junta de Andalucía para buscar soluciones habitacionales para las personas sin recursos. “Ya se han producido cuatro intentos de desalojo pero nunca se han llegado a materializarse porque la actuación del Ayuntamiento no ha sido la correcta. Sin intervención social estas operaciones no tienen sentido”.

Por otra parte, remarca la importancia de proteger el entorno de la muralla, una zona de especial protección arqueológicas; limpiar los caminos y veredas, ofrecer condiciones de seguridad para que no se corten las vías de desagüe naturales de tal forma que no se generen situaciones de inseguridad en las cuevas y riesgo de derrumbe. “Se debería actuar de forma inmediata”, explica Puentedura, quien critica que se quiera aplicar ‘tabula rasa’ para instaurar un parque sin recuperar el monte de forma ordenada en primer lugar.

Respecto al futuro del cerro, Puentedura recordó que el intento de Plan Albaicín preveía que la zona fuera de hoteles cueva y a nivel turístico: “Nosotros seguimos pensando que es un lugar de especial interés paisajistica y arqueológica y que cualquier proyecto de edificación es especulativo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>