PRENSA: La Policía admite problemas de droga y prostitución en la calle Elvira y suma refuerzos

Hosteleros y comerciantes de la zona afirman que «el ambiente de violencia y suciedad está generando una mala imagen para el turismo»

Leer en Ideal, 08-11-2018

En la jornada de ayer, el periódico IDEAL se hizo eco de la queja formal de los vecinos de las calles Elvira y Correo Viejo ante el Defensor del Ciudadano de Granada. En los testimonios de los afectados, se hablaba de «menores traficando con droga y prostituyéndose» y de «problemas diarios por peleas, suciedad y ruidos» derivados de «la implantación de un grupo de narcotraficantes en la zona». Este medio ha contactado con fuentes de la Policía Nacional, la Policía Local y el Ayuntamiento de Granada para comprobar su conocimiento sobre las denuncias vecinales y preguntar por actuaciones en este área.

En primer lugar, fuentes de la Policía Nacional en Granada han confirmado a IDEAL que tienen conocimiento «tanto de problemas de prostitución como de drogas» en las zonas de Elvira y Correo Viejo mediante las «denuncias de varios vecinos y comerciantes». En este sentido, el cuerpo policial defiende que «se han tomado medidas como el incremento de vigilancia» y que «se han realizado varias redadas con incautaciones y detenciones en los últimos meses». Además, la Policía Nacional admite que a día de hoy «trabajan activamente en la zona», aunque no pueden dar «detalles concretos».

La Policía Local, por otro lado, afirma «estar vigilando a diario la zona» tras haber recibido «diversas denuncias de habitantes del barrio». En este sentido, fuentes policiales reconocen a IDEAL que «vamos a tener agentes mañana, tarde y noche en este área, con el fin de atajar el problema». En relación a actuaciones recientes, Policía Local asevera haber localizado en la mañana de ayer en Correo Viejo a tres menores de edad fugados de un centro de acogida de Punta Umbría. Según indican, estos jóvenes han sido ya internados en el Centro de Menores Ángel Ganivet de Granada.

Por su parte, el Ayuntamiento de Granada admite tener constancia de «la inseguridad en el Bajo Albaicín y la zona de calle Elvira» y defiende que «es un tema que llevamos dos años planteando con Subdelegación del Gobierno y Policía Nacional». En este sentido, fuentes del Consistorio confirman que «van a seguir trabajando para solucionar los problemas de la zona», planteando «juntas de seguridad específicas para el Albaicín como la que se convocó hace unos meses, que fue la primera dedicada en exclusiva para el barrio».

Finalmente, el Defensor del Ciudadano confirma que ya ha puesto las quejas recibidas ante la Fiscalía de Menores y la Subdelegación del Gobierno, insistiendo en que «es muy grave la problemática de menores no acompañados en la zona, porque están desamparados».

Quejas de hosteleros

Caminando ayer por los alrededores de la calle Correo Viejo, nos encontramos con varios vecinos, comerciantes y hosteleros que admiten que «el ambiente de violencia y suciedad está generando una mala imagen para el turismo del barrio».

Uno de los comerciantes nos explica en su tienda de suvenires que «los menores que pasan droga en estas calles son pobres» y que «la culpa es de los traficantes adultos que están detrás», ya que «los usan precisamente por no tener la mayoría de edad, porque esto hace que los suelten a las pocas horas de cogerlos con droga». Además, este vendedor cuenta que muchas veces la calle está tan «saturada de traficantes» que no logran «vender la droga», lo que hace que «dada su situación de pobreza tengan que recurrir a robar». Para este comerciante, «los robos son uno los problemas que peor imagen dan», ya que «casi a diario viene gente llorando a la tienda porque acaban de darle un tirón a su bolso, móvil o cartera». Otros vendedores afirman que «todo el mundo sabe que aquí se vende droga y que hay robos» y que esto «espanta a los clientes».

Por otro lado, los responsables de negocios de hostelería de la zona admiten que «los huéspedes se quejan de la suciedad, la delincuencia o el ruido» en los propios locales, pero que, sobre todo, «ponen malas puntuaciones y comentarios negativos en Internet», algo que «perjudica» su economía. Visitando sus perfiles online, nos encontramos comentarios como «callejón ruidoso y sucio», «zona de traficantes», «olor a orina y marihuana», «gente poco recomendable» o «advertencia de peligrosidad para niñas».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.