PRENSA: Granada es la capital andaluza con mayor índice de masificación turística

La ciudad registra 0,0385 reservas al día por cada habitante, una relación que supera incluso las Barcelona y Madrid.

Leer en Granada Hoy, 03-09-2017

Que le hablen a un vecino del Albaicín de masificación turística. O del Realejo. O a cualquiera que viva en las calles aledañas a Plaza Nueva o Gran Vía. De hecho, basta con acercarse un viernes, un sábado o un domingo por el centro para comprobar que los turistas ‘toman’ Granada cada fin de semana, atrapados por los encantos de una ciudad que ofrece un combinado irresistible de patrimonio, cultura y gastronomía. Aun en agosto, cuando el calor infernal ha llevado a miles de granadinos a emigrar a latitudes más frías, la capital ha seguido dando la bienvenida a viajeros impenitentes que recorren el centro y los barrios históricos de sombra en sombra y botella de agua en mano.

Lo que podría ser solo una impresión -o un motivo de queja para quienes en los últimos tiempos se muestran molestos con el turismo-, es una realidad incostestable. Granada soporta uno de los mayores índices de masificación turística de las capitales andaluzas, teniendo en cuenta la proporción de reservas (pernoctaciones) respecto a la población residente. Aunque está muy lejos de las cifras que registran los destinos de costa más masificados, lo cierto es que dentro de las capitales turísticas andaluzas, Granada es la ciudad que soporta, para bien y para mal, mayor presión turística.

En la capital se registra una media de 0,0385 reservas diarias por habitante. Es decir, que por cada granadino que duerme en su casa hay 0,0385 turistas durmiendo en hoteles. Esta estadística, elaborada por el experto Kiko Llaneras para El País, solo tiene en cuenta las reservas hoteleras, por lo que se escapan -entre otras cosas porque a día de hoy es imposible cuantificarlas- las pernoctaciones generadas por los viajeros que deciden alojarse en pisos turísticos, reglados o ilegales.

El índice de viajeros alojados por habitante que contabiliza Granada está bastante por encima del que registran las otras tres grandes capitales turísticas andaluzas. Las 0,0385 reservas por día y habitante de la ciudad superan las 0,0198 de Sevilla, las 0,0134 de Córdoba y las 0,0115 de Málaga. Traducido en pernoctaciones anuales -este índice contabiliza las diarias-, se ve de forma más clara. En los hoteles granadinos se registran al año 14,05 pernoctaciones por habitante, mientras que en Sevilla se contabilizan 7,2; en Córdoba, 4,9; y en Málaga, 4.

Obviamente, la densidad turística de Granada está a años luz -por debajo-, de la que registran núcleos turísticos como Sant Llorenç des Cardassar, en Balears, o Pájara en Tenerife. Estos dos municipios son los dos únicos puntos turísticos españoles en los que la proporción de reservas de hotel por habitante y día supera la barrera del 1. En Andalucía también hay municipios turísticos -no capitales- que registran un mayor índice de masificación que Granada, como Mojácar (0,3772) Torremolinos (0,197) o Benalmádena (0,154). Pero el caso es que la ciudad destaca incluso fuera de las fronteras andaluzas. Si se tienen en cuenta únicamente las capitales de provincia españolas, Granada se erige como la segunda ciudad más masificada, solo por detrás de Palma de Mallorca, que registra 0,0582 noches por habitante y día. La densidad turística de la capital supera la de Barcelona (0,0334), Madrid (0,0157) o Valencia (0,0135), todas ciudades con más viajeros, sí, pero también con muchos más habitantes.

Por supuesto, la presión turística no se distribuye por igual a lo largo del año, como bien saben los empresarios turísticos, que apuestan por la desestacionalización -tanto mensual como semanal- como vía clave para que el sector siga creciendo sin congestionar aún más determinadas épocas. Los datos de pernoctaciones mensuales del año 2016 indican que los meses de septiembre y octubre son los que registran una mayor saturación turística, con 0,045 reservas hoteleras por día y habitante. También son muy significativos los datos que se registran en mayo (el índice es de 0,042), abril (0,041) y marzo (0,040, que conforman el periodo de mayor afluencia turística a la capital. Bastante más flojos son los meses de enero, noviembre y diciembre, cuando la densidad turística apenas supera la barrera de las 0,030 reservas por habitante y día.

El índice de masificación turística de Granada sería muy superior si se contabilizaran las pernoctaciones registradas en los apartamentos que se comercializan a través de las plataformas P2P (peer to peer). Según una estimación realizada por Exceltur incluida en su último informe de competitividad turística (Urbantur), Granada es la segunda capital española donde mayor presión potencial ejerce el alojamiento, incluyendo tanto hoteles como viviendas turísticas.

Según este estudio, la capital cuenta con 15.067 plazas en hoteles y otras 12.196 plazas en pisos (reglados o no), lo que arroja una parque turístico compuesto por más de 27.200 plazas. Esta oferta supone un índice de 124,52 plazas por cada mil habitantes, una cifra solo superada por Santiago de Compostela, donde la presión turística potencial supera las 138,38 plazas por cada mil habitantes. Barcelona ocupa la tercera posición, con una tasa de 116,34, mientras que las capitales andaluzas registran índices mucho más bajos que los de Granada: en Sevilla hay 76,37 plazas turísticas por cada mil habitantes; en Málaga, 66,09; y en Córdoba, solo 44,96.

El reencuentro entre turistas y granadinos

El Albaicín, sin duda, vuelve a ser el barrio para los turistas. Lo mismo ocurre con la Alhambra, ya que su condición de monumento estrella lo acerca a los visitantes para fotografiar cada rincón. En cuanto al Albaicín, ayer destacó nuevamente el Mirador de San Nicolás, repleto de extranjeros y turistas nacionales que deseaban inmortalizar el momento con sus cámaras y teléfonos móviles. Incluso se vieron algunos paloselfies que parecían ya pasados de moda. Otros turistas miraban perdidos un mapa en papel, demostrando que la tecnología no siempre desplaza a los formatos tradicionales. Al medio día, las terrazas se llenaron de cervezas y refrescos aprovechando las buenas temperaturas y la música de nuestros artistas flamencos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Un comentario

  • Paco Sanmartín

    Hay dos caminos, o la industrialización de las ciudades o vivir del sector servicio. Aquí se ha optado por el turismo, si se tuviera fabricas habria quejas de la contaminación. Es una actitud muy hipócrita y típica, articulos como esté llevan a quejas y aumento del malestar de los vecinos. Pero aqui no se dice que ese turismo lleva aparejado creación de empleo, dinero para mantenimiento de la Alhambra y monumentos, así como calles, etc. Lo unico que ocurre es que como esté v tema se a puesto de moda pues hay que escribir sobre él. Los andaluces como siempre a la cola y copiando, en vez de hacer una v reflexión profubda y abordar problemas reales. La diferencia está en que Cataluña y Barcelona tiene industrias, grandes editorales, etc y pueden prescindir un poco drk turismo. Nosotros no. Primero hay que luchar para conseguir industrias y cuando tengamos eso asegurado ir eliminando otras cosas. Mas que nada para asegurarnos el nivel de vida.

    5 septiembre, 2017 at 10:09 Reply