PRENSA: El paseo bajo de la Alhambra, por fases

Paseo de los Tristes GH 2016

La actuación se planteará para contar con la participación vecinal y evitar así la paralización de las obras El proyecto retrasará hasta nuevo aviso la intervención en los accesos de la Alhambra

Leer en Granada Hoy, 01-08-2016

¿Quién no ha paseado alguna vez a los pies de la Alhambra? El Patronato del monumento y el Ayuntamiento de la capital llevarán a cabo, por fases, la intervención de este lugar de paso histórico ubicado en el margen izquierdo del Darro.

La actuación se hará por fases, propiciando así la participación vecinal con el fin de evitar la paralización de las obras como ya ocurriese en los accesos del monumento.

El Patronato de la Alhambra y el Consistorio de la ciudad intervendrán en la zona dispuesta entre el Puente del Rey Chico y el Puente de las Chirimías, recuperando el patrimonio de la zona y devolviendo su uso a los ciudadanos. La iniciativa está destinada a mejorar la unión entre el centro de la capital y la Alhambra, según destacó su director , el gestor cultural Reynaldo Fernández: “Se va a materializar con una metodología nueva que parte de la exposición para mostrar la transformación de la zona desde el siglo XVI al XXI, que da pie a generar un debate de intervención que se mantiene abierto”, detalló Fernández.

El proyecto ha apostado por una rehabilitación del espacio “blanda y alejada del hormigón”, que recupere el acueducto y deje en superficie el agua que baja de la Alhambra al Albaicín, y recuperar el paseo peatonal por el bosque del monumento y convertir la antigua fábrica de cuerda en una zona expositiva y cultural abierta al público con la que sumergirse de lleno en la cultura que envuelve al barrio.

“La prioridad está ahora en la rehabilitación de las zonas que unen el Albaicín y la Alhambra y no se puede hablar de futuribles, cuando llegue el informe de la Unesco ya se verá qué pasa con el Atrio”, adelantó Reynaldo Fernández.

Se trata del gran proyecto de futuro del monumento, que ha aparcado de momento la ejecución de los nuevos accesos a la Alhambra, el diseño conocido como ‘Atrio’, a cargo del arquitecto portugués Álvaro Siza, presupuestado en un total de 45 millones de euros. Finalmente, tras las críticas de asociaciones y partidos y la falta de consenso, el proyecto dejó de ser una prioridad para la Junta y la Alhambra.

“En el siglo XXI hacen falta modelos nuevos para intervenir. Ahora los ciudadanos tienen derecho a opinar e incidir en las transformaciones”, destacó el gestor del monumento.

Como precedente a la intervención, una exposición inaugurada en mayo, a la que se sumaron proyecciones y un análisis científico, sirvió para situar a los ciudadanos en el contexto de la remodelación del paseo.

“La intervención en el Darro se hará por fases porque es la manera más efectiva de realizarlo. De lo contrario las obras podrían generar un problema y que un solo elemento, como podría pasar con la rehabilitación del hotel Reuma, hiciera que se paralizara todo”, reconoció Fernández.

El fin último del proyecto será convertir en punto de referencia el camino que conduce hasta el monumento más visitado del país. Pasear bajo la mirada atenta de la Alhambra será en breve una experiencia más que sumar a su encanto.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.