PRENSA: El Ayuntamiento de Madrid quiere poner orden a la invasión de bicicletas de alquiler

Además de en la capital, oBike opera en Granada y en el municipio limítrofe de Armilla.

Leer en El Mundo, 26-12-2017

¿Está de moda ir en bici por Madrid? A juzgar por los hechos, cada vez más. Tres años después de la llegada de BiciMad, el sistema de bicicletas eléctricas público ya cuenta con unos 60.000 abonados. Sin embargo, la revolución de las dos ruedas podría estar avanzando desde el sector privado, que ha visto en la capital un buen nicho de mercado. Tres empresas de bicicletas de uso compartido, o bike sharing, han desembarcado en la capital en los últimos meses después de triunfar en Europa y, sobre todo, en algunos países asiáticos, donde están suponiendo un auténtico quebradero de cabeza para las autoridades debido a su invasión de la vía pública. El Consistorio quiere evitar que se reproduzcan los mismos problemas que en otras ciudades y última la regulación de su uso.

Estos sistemas de bike sharing, surgidos en China el año pasado y a los que ya califican como los Uber y Cabify de las bicis, se caracterizan por no tener anclajes para aparcar los vehículos, el llamado free floating.

Los vehículos tienen un GPS instalado para su geolocalización, que se muestra en un mapa, y funcionan a través de aplicaciones móvil, ya sea por wifi, bluetooth, códigos QR o por todos ellos.

La ausencia de estaciones para aparcar las bicis resulta beneficiosa económicamente para estas compañías a la par que conflictiva para los peatones, como demuestran las experiencias de otros países, donde en algunos casos ya se ha limitado su expansión debido a la invasión de las aceras y el vandalismo. En Madrid ya comienza a ser habitual verlas desperdigadas por barrios como Lavapiés.

«La normativa local de Madrid no ha tenido en cuenta todavía este servicio y no especifica dónde deben aparcarse las bicicletas», explica Pablo Pastega, responsable de oBike en España. Esta empresa nacida a comienzos de este año en Singapur ya opera en 38 ciudades del mundo y llegó a Madrid el pasado 27 de septiembre, donde tiene 250 bicicletas sin motor de colores amarillo y gris plata que se despliegan de manera itinerante -en el lugar donde la deje aparcada el usuario- por las aceras de la ciudad. Además de en la capital, oBike opera en Granada y en el municipio limítrofe de Armilla.

Esa ausencia de normativa específica la confirman fuentes del área de Movilidad y Transportes del Ayuntamiento de Madrid, que indican que «en la actualidad, no hay nada que les impida establecerse, pero las bicicletas tienen que cumplir las reglas de aparcamiento». Las mismas fuentes señalan que el Consistorio trabaja en una regulación especial y que en paralelo se está redactando una Ordenanza de Movilidad Sostenible.

En concreto, desde el Ayuntamiento que gobierna Ahora Madrid afirman a este diario que «la regulación consistirá en una cesión de espacio por lotes que saldrá a licitación» y que «se exigirá a las empresas que redistribuyan obligatoriamente un porcentaje de las bicicletas».

Como ya anunció el Consistorio a finales de septiembre, con la revisión de la ordenanza «se podrían incorporar limitaciones al uso de estas bicicletas de alquiler en los aparcamientos de bicis privadas, el número de bicis ancladas por emplazamiento o las que se considerasen, estableciendo o aclarando la responsabilidad de la empresa en caso de estacionamientos indebidos en estos puntos o bicicletas ancladas a elementos vegetales».

Desde la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE) avisaban recientemente en un comunicado sobre estos sistemas de bici compartida. «Aunque el impacto inicial pueda ser beneficioso por dar mayor visibilidad al uso de la bicicleta de forma masiva, las experiencias tanto en ciudades chinas como en otras ciudades europeas como Londres o Manchester revela que a medio plazo generarán problemas de ocupación de la vía pública y conflictos con los viandantes».

Despliegue progresivo

Por ello alertaban de que «a largo plazo se deteriore la imagen de la bicicleta como solución de movilidad sostenible y saludable».«Nosotros estamos haciendo un despliegue progresivo para no crear problemas de transporte, de movilidad o con los ciudadanos», asegura el responsable de oBike, que revela que ya están trabajando en un modelo de bicicleta eléctrica, pero su intención es la de «trabajar mano a mano» con el Ayuntamiento, que remunicipalizó BiciMad hace algo más de un año y tiene previsto expandirlo fuera de la M-30. oBike ha arrancado de manera gratuita, aunque el usuario debe depositar una fianza de 49 euros.

Por su parte, desde Ofo, que opera desde principios de octubre en Madrid y que está participada por el gigante de ventas online chino AliBaba, afirman que tienen intención de expandirse por Andalucía

Por ahora, Ofo, cuyo servicio cuesta 50 céntimos cada media hora, tiene 110 vehículos sin motor de color amarillo en Las Tablas, aunque prevé realizar un «despliegue paulatino» en otras zonas de la capital en lo que considera, al igual que oBike, «una fase piloto» que han acordado con el Ayuntamiento de Madrid.

De hecho, desde el área de Movilidad y Transportes del Consistorio reconocen que hay varias empresas, además de las ya instaladas, con las que comentaron sus planes de ceder espacios, por lo que el número de operadores puede aumentar en los próximos meses.

Por el momento, el pasado mes de enero también desembarcó en Madrid Donkey Republic. Esta empresa danesa de bicis color naranja, con la que este diario ha tratado de ponerse en contacto sin éxito, está presente en 42 ciudades europeas, dos estadounidenses y una asiática.

En España cuenta o contará en las próximas fechas con bicicletas en Barcelona, Benalmádena, Málaga y Palma, además de en Madrid, donde ya tiene un centenar de unidades cuyo alquiler cuesta 15 euros al día. Su sistema es diferente de las otras dos empresas ya que el usuario debe devolver la bicicleta en el mismo lugar en la que la recogió y su uso está más centrado en el sector turístico y no tanto en trayectos cortos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.