Pintadas unas detrás de otras, dos ejemplos: Cuesta Beteta, Ladrón del Agua

Poco tiempo dura el encalado de tapias o fachadas en el barrio. El vandalismo de las pintadas no para. Algunas, como la del callejón del Ladrón del Agua, a unos metros de la cámara que vigila el Palacio de DaralHorra.

Otra en las sufridas y degradadas tapias de Cuesta Beteta:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.