Pintada en la misma puerta del aljibe de Zenete

El daño que están ocasionando al barrio las personas que se dedican a pintar indiscriminadamente, desde alminares a murallas del siglo XI, hasta este último atentado ocurrido, como todos, aprovechando la soledad del entorno.

Oímos opiniones a favor de la pintura callejera, pero suponemos que no en espacios y monumentos con X siglos que, todavía, se mantienen y nos legan su memoria.
Seguimos considerando un verdadero atentado a la cultura pintar y deteriorar de este modo, por ejemplo, esta entrada de un aljibe.
Eso se puede perpetrar en cualquier sitio, lo mismo que las meadas y demás, que ha dejado más abajo.
Vamos ya, no cometan más delitos y pinten, si es su deseo, pero en otro sitio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.