Nuevo revés al paseo por la muralla zírí

Vista desde Puerta Monaita del nterior de la muralla zirí.

Vista desde Puerta Monaita del nterior de la muralla zirí.

Un nuevo desencuentro institucional impide avanzar en el acondicionamiento de un paseo peatonal por la muralla zirí. El Ayuntamiento ha exigido la devolución de parte del dinero invertido ante la falta de compromiso de Cultura.

Leer a Álvaro Calleja en GranadaiMedia, 15-11-2014

El paseo arqueológico en torno a la muralla zirí (s.XI) del Albaicín vuelve a la actualidad informativa después de que el portavoz del gobierno municipal y concejal de Cultura, Juan García Montero, anunciara el viernes que la Junta de Andalucía ha devuelto al Ayuntamiento de Granada 467.747 euros del dinero que puso para el acondicionamiento de la primera fase de dicho espacio urbano.

El proyecto de paseo peatonal que tenía previsto unir el Arco de las Pesas con el Aljibe del Rey, para acometer su prolongación hasta la Puerta de Monaita en una segunda fase, queda muy tocado. En caja solo se dispone de 360.000 euros –la mitad del Ayuntamiento de Granada y la otra mitad de la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía- para retomar una intervención que lleva paralizada siete años.

El reintegro del dinero, en torno al 40% de los 1.150.000 euros que puso en su día el gobierno municipal, se produce después de que fuese imposible reunir el presupuesto necesario para impulsar el proyecto, según ha explicado a GranadaiMedia el delegado de Fomento, Vivienda y Turismo de la Junta de Andalucía en Granada, Manuel Morales.

Fue en el año 2000 cuando se firmó el primer convenio entre el Ayuntamiento, gobernado en aquella época por el PSOE en coalición con IU y PA, y la entonces Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. Ambas administraciones se comprometieron a poner 2,3 millones de euros a partes iguales para la primera fase del paseo lineal que llevaría a cabo la empresa pública instrumental EPSA, hoy Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), dependiente de la Consejería de Fomento. La obra se adjudicó en marzo de 2006 por 1,8 millones de euros pero se paralizó a los pocos meses tras cimentar con hormigón parte del paseo para colocar unas pasarelas flotantes.

Una vez descontado el dinero de las excavaciones arqueológicas y la cimentación de hormigón -los vecinos sostienen que se “dilapidó” en torno a un millón de euros-, al Ayuntamiento le quedaba depositada en la cuenta finalista de AVRA unos 600.000 euros, de los que –según Morales- exigió la devolución de una parte (467.747 euros) tras conocer que la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía no tenía previsión presupuestaria para destinar los 450.000 euros que faltaban. La Delegación de Fomento asume tan solo 180.000 euros. García Montero señaló ayer que el Ayuntamiento mantiene en dicha cuenta 300.000 euros por si se reemprende la obra, el resto -dijo- lo dedicará a atender las reclamaciones de los vecinos del barrio.

Morales asegura que la obra de la primera fase se retomará cuando finalice un nuevo proyecto que se está redactando y del que no quiso adelantar detalles aunque espera que se reanude el próximo año. Tan solo avanzó que su cometido es “abrir el paseo y consolidar los restos arqueológicos” pero “no se podrá intervenir por el momento” para retirar el mamotreto de hormigón, próximo al Arco de las Pesas, una intervención que “no se tenía que haber realizado nunca”.

Lo paradójico del caso es que, antes de que IU asumiera –como socio del Gobierno andaluz- la Delegación de Fomento y lo que hoy es AVRA, sus antecesores en el cargo elaboraron un proyecto que finalmente se descartó y que incluía, entre otras actuaciones, demoler el edificio de la calle Aljibe de la Gitana, donde hoy se encuentra la sede de la asociación de vecinos y el centro Guadalinfo.

16 años de espera

Más que un paseo por la historia del Albaicín, la intervención  prevista en el interior de la muralla zirí (siglo XI),  cuenta con su propia historia de despropósitos. El proyecto de paseo peatonal o arqueológico entre la Puerta de Monaita y el Arco de las Pesas se dio a conocer por primera vez en agosto de 1998. Formaba parte del programa de intervenciones del proyecto piloto urbano que se encargaba de gestionar la Fundación Albaicín, reconvertida hoy en una agencia de turismo.

Por aquel entonces, con Gabriel Díaz Berbel como alcalde, se quería adecuar el espacio como un paseo iluminado con jardines. Se contemplaba la expropiación de solares de particulares y la restauración de otros inmuebles historicos como atractivos turísticos: el Palacio de Dar al Horra se destinaba a lugar de exposiciones y el edificio del Aljibe del Rey, cedido años después por el gobierno del PP a la empresa Emasagra para oficinas, iba a ser el centro de atención al turista (Ideal 28-8-1998).

Nada de ello se hizo. Afortunadamente entre 2002 y 2006 se consiguió restaurar la parte exterior de la muralla y recuperar alguna de las torres interiores y otros elementos de su estructura. Eso no ha impedido que dicho lugar fuera incluido recientemente en la lista roja del patrimonio por el “excesivo deterioro” de la muralla y por ser escenario de actos “vandálicos”, en alusión a las numerosas pintadas que afean este lugar histórico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>