Los desalojados reabren las cuevas

Interior de una de las cuevas selladas ayer tras el desalojo. Foto: GranadaiMedia 2014

Interior de una de las cuevas selladas ayer tras el desalojo. Foto: GranadaiMedia 2014

GranadaiMedia, 21-03-2014

La práctica totalidad de las cuevas cerradas ayer por el Ayuntamiento de Granada en el cerro de San Miguel ya están abiertas. Anoche, incluso, algunos moradores durmieron en su interior.

El argumento dado por el gobierno local para decretar la orden de desalojo y proceder a su sellado era que había peligro de derrumbe. La concejal de Urbanismo ha insistido en la versión de que no eran casas-cueva, sino “agujeros” escarbados en el cerro que en cualquier momento podía sepultar a sus moradores.

A pesar del paso de maquinaria sobre ellas, muchas cuevas están intactas, aunque han perdido la parte delantera, que los cueveros construían a modo de ‘soportal’ o entrada.  Lo sucedido desmonta -según opinan ellos- el argumento  de ruina inminente y peligro para la integridad de las personas que sirvió al gobierno municipal del PP para clausurar las cuevas.

Dice uno de los jóvenes desahuciados, recién levantado, que ahora en su cueva entra mucha más luz. De sus palabras se desprende cierta ironía y sólo se entiende si se observa la entrada al refugio, agrandada por la acción de la excavadora que le arrancó la puerta y se llevó por delante el porche. Él ha sido uno de los pocos moradores afectados por el desahucio que ha pasado la noche en el interior de la covacha. “No tenía dónde ir”, confiesa.

La estructura de la que viene siendo su casa en los últimos años, como la del resto de las siete viviendas que fueron selladas por el Ayuntamiento de Granada en el cerro de San Miguel alto, ha resistido sin problema alguno.

También la de Lidia que ayer temía que las excavadoras hubiesen destrozado el techo. “Me he llevado una alegría inmensa cuando he visto la pintura de la entrada de la casa, por dentro está perfectamente”. La tierra y la puerta metálica bloquean la entrada pero ya se puede ver por uno de los huecos los enseres que no pudo sacar al exterior.

Lidia ha pasado la noche en casa de una amiga. De de las veinte personas que se han visto fuera por unas horas, ninguna de ellas ha querido hacer uso de los pisos que ha puesto a disposición de forma “temporal y extraordinaria” la Delegación de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía de Granada. Nadie del Ayuntamiento de Granada, administración responsable del realojo a través de sus servicios sociales, se ha puesto en contacto con los moradores para ofrecerle una alternativa temporal”. La concejal Isabel Nieto señaló ayer que son los afectados los que deben dirigirse a los Servicios Sociales y no al revés. “Esta mañana nos van a informar sobre los pisos pero nosotros preferimos quedarnos y resistir en nuestras casas”, opina Boris, otro de los desalojados.

El Templo, una cueva para la práctica del culto musulmán de la comunidad senegalesa, también está lista para los rezos. Uno de los senegaleses, que ayer fue detenido y puesto en libertad a las pocas horas, invita a GranadaiMedia a acceder al interior. Las imágenes del video demuestran que su estado no es ruinoso. Está mucho mejor que otras cuevas de alrededor y no hay huella alguna producida por la humedad.

El sellado de las cuevas, supervisado por técnicos municipales, no dejó ninguna vía de ventilación de las cuevas, tal y como exigía un informe de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía. Estaba previsto que una arquitecta se personara esta mañana en el lugar para realizar un informe pericial a petición de la defensa, según informaron fuentes del colectivo Abogados en Red. En el informe preceptivo de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico se advertía de que no se utilizara maquinaria pesada -como ocurrió en 2007-, se llevase tierra externa para la restauración, se tomasen las medidas de ventilación oportunas para evitar que se pueda producir el desplome y se controlase el movimiento de tierras por ser zona de protección arqueológica.

Muchos de ellos, con ayuda de los vecinos de la zona, retiran ahora la arena amontonada a pie de las cuevas para volver a introducir sus enseres. Los movimientos de tierra están dejando al descubierto puertas metálicas y tejavanas de PVC destrozadas por la acción de las excavadoras, además de otros materiales de plástico que no fueron retirados del lugar y que los operarios se limitaron a enterrar.

Exterior de una de las cuevas selladas ayer tras el desalojo. Foto: GranadaiMedia

Exterior de una de las cuevas selladas ayer tras el desalojo. Foto: GranadaiMedia

Por otra parte, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, ha defendido la actuación policial para desalojar las cuevas por motivos de “seguridad”. Según ha declarado esta mañana a preguntas de Kubika TV,  la intervención se desarrolló “sin incidentes”, si bien  ha reconocido que se produjo la detención de un joven por “agredir” a un agente. “No entiendo cómo algunos le pueden llamar viviendas a un agujero en la tierra”, ha criticado, en alusión a la reacción del grupo municipal de IU. A continuación reproducimos el audio con la respuesta del alcalde.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>