Las últimas vecinas de la Casa de la Lona

Antonio Gallego Burín, alcalde de Granada, posa junto a los vecinos del Albaicín en la Casa de la Lona tras el bautizo de una niña abandonada en el barrio y que el alcalde y su mujer apadrinaron. Mayo de 1944 . / Torres Molina/Archivo de IDEAL

Antonio Gallego Burín, alcalde de Granada, posa junto a los vecinos del Albaicín en la Casa de la Lona tras el bautizo de una niña abandonada en el barrio y que el alcalde y su mujer apadrinaron. Mayo de 1944 . / Torres Molina/Archivo de IDEAL

En los años setenta se declaró en ruinas y sus vecinos poco a poco fueron abandonándola. Esta es la historia de sus últimos moradores.

Seguir leyendo en Ideal, 19-11-2015

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>