La obra de los últimos artesanos del Albaicín

GranadaiMedia, 02-12-2013

Público y artesanos se dan cita en el centro cívico de la plaza Aliatar, en el Albaicín.

Público y artesanos se dan cita en el centro cívico de la plaza Aliatar, en el Albaicín.


‘Un regalo para la navidad’ es el lema de la exposición sobre artesanía del Albaicín que se puede visitar hasta el día 9 de diciembre en el centro cívico situado en la calle Pagés. Es una oportunidad única de conocer la artesanía que se realiza en el barrio, oficios que “en muchos casos se están perdiendo”, como explica Manuel Martín Álvarez, orfebre y presidente de la Asociación de Artesanos El Gallo.

También es una buena oportunidad para adquirir alguno de los objetos que se exhiben en la sala de exposiciones: las mantillas o velos de la bordadora Cristina Gutiérrez Durán, la orfebrería o el cuero repujado de Manuel Martín Álvarez y Manuel Martín Fajardo, guitarras de Francisco Heredia Heredia, cerámica de José España Arcos, hierro y forja de Rafael Fajardo Rodríguez y Ángel Fajardo Gorreta, faroles de Miguel Serrano, taracea de Óscar Bea Oliver, grabados de Cristina Toro o pinturas de José Sánchez Villalonga. También se muestran trabajos artesanales en madera de Antonio Velázquez Arquelladas, encajes de bolillos de la Asociación de Mujeres Encajeras o joyería de Málika.

Más allá de las ventas que puedan realizarse, Manuel Martín Álvarez sostiene que el objetivo es “la difusión y el mantenimiento de la artesanía”. “No queremos que se pierda. La gente no es consciente del esfuerzo y la labor del artesano. Muchas de las cosas que se hacen son verdaderas obras de arte que pueden desaparecer”, lamenta el orfebre, quien echa en falta una escuela de oficios que garantice la pervivencia de la tradición.

Cristina Gutiérrez Durán coincide en que es una “pena” que no exista una escuela en el barrio. Recuerda con nostalgia cuando las bordadoras aprendían el oficio en la calle, cuando “las mujeres sacaban los bastidores a las puertas de sus casas”. “Antes salíamos de la escuela y nos poníamos a mirar cómo bordaban, era un trabajo que se hacía en cadena, un trabajo muy laborioso; hoy los jóvenes ni aprenden ni quieren aprender”, señala una de las cuatro bordadoras del barrio. Sólo en la confección de una de las mantillas hechas a mano emplea ocho meses.

La exposición forma parte del programa de la semana cultural que organiza la Asociación de Vecinos del Albaicín en colaboración con la Asociación de Artesanos El Gallo y la Agencia Albaicín.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>