El tren turístico derrapa por la lluvia y choca con varias pilonas en Cuesta Alhacaba

El conductor no pudo evitar el derrape como consecuencia del asfalto, más resbaladizo con la lluvia.

El conductor no pudo evitar el derrape como consecuencia del asfalto, más resbaladizo con la lluvia.t

Granada Hoy, 30-03-2014

Dicen los test de la autoescuela que las primeras gotas de lluvia son las más traicioneras. Y ayer esta máxima de Tráfico se comprobó en la Cuesta de la Alcahaba donde el trenecito de la Alhambra derrapó hacia las dos de la tarde a la altura del bar Cebolla montándose en la acera ante la atenta mirada de curiosos y del resto de conductores. Por suerte, el incidente solo quedó en un susto pues el medio de transporte que conecta la Alhambra con la capital chocó de forma lateral con unas pilonas y no hubo que lamentar ningún herido.

No obstante, el incidente trajo consigo diversos problemas de tráfico, pues durante unos minutos, mientras un técnico se encargó de cortar y retirar la pilona que obstaculizaba el paso del aparato, el resto de vehículos que circulaban por esa calle se fueron amontonando en la zona provocando, finalmente, un atasco.

Así lo denunciaron los miembros de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, que retransmitieron vía Facebook el derrape del Granada City Tour: “Sí, no hay que lamentar heridos. Pero sí hay que lamentar el caos circulatorio, las retenciones, los retrasos y los inconvenientes que esto ha ocasionado a los vecinos del Albaicín”, expresaron en un comentario a la vez que denunciaron que los vecinos que viajaban en ese momento en la línea 31 de la Rober se vieron obligados a bajarse y regresar a sus casas a pie.

Lo que más ralentizó los trabajos para desatascar el tren fue la pilona. Un elemento que resulta bastante polémico, al igual que los hitos con forma de Granada, que provocan importantes destrozos a los vehículos así como a los peatones que transitan por las calles de la capital.

En la Avenida de la Constitución, por ejemplo, a la altura del Hotel Vincci, hay una retaíla de hitos que quedan justo delante de una parada del autobús. Elementos que, al bajar del transporte, muchos se han llevado por delante. En este sentido, la concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Granada, Telesfora Ruiz, explicó hace algunos días a Granada Hoy, que este tipo de mobiliario urbano iba a ir desapareciendo paulatinamente. Aunque no van a emprender una campaña de retirada de pilonas e hitos, por razones económicas, en las calles donde se realizan obras están siendo sustituídas por vallas de hierro, menos dañinas tanto para los vehículos como para las espinillas de los granadinos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Un comentario

  • Jan-Hendrik Opdenhoff

    ¿¿¿¿¿¿¿En las calles donde se realizan obras están siendo sustituídas por vallas de hierro?????

    31 Marzo, 2014 at 08:39 Reply