El riesgo del Albaicín

Los despefectos, las pintadas y la contaminación visual ponen en cuestión la declaración como Patrimonio de la Humanidad que la zona ostenta desde hace veinte años

Granada Digital, 16-06-2014

El Albaicín es, quizá, el barrio más característico de Granada. Su ambiente envuelve a turistas y lugareños y se constituye como un microcosmos en el que conviven personas de toda clase y condición. Las fachadas blancas, la vida en la calle, las tiendas y teterías, sus clásicos miradores hacia la Alhambra y sus sonidos característicos son atrayentes y su historia completó los ingredientes para que, en el año 1984, la UNESCO declarará la zona Patrimonio de la Humanidad.

Ahora, esa declaración se encuentra amenazada. La degradación de algunas zonas del barrio pone en cuestión la catalogación del Albaicín y genera desazón en los comerciantes y habitantes del barrio, así como en las administraciones, que podrían comprobar cómo el número de turistas decrece y las ayudas económicas desaparecen. La falta de entendimiento entre las dos grandes formaciones políticas no ayuda y el peligro se antoja cada vez más real.

Calle Aljibe de Trillo GD 2014

Calle Aljibe de Trillo GD 2014

Si alguien pasea por el Albaicín y se dedica a observar lo que le rodea, comprobará que la situación es compleja. Las pintadas afean una gran parte del barrio y mancillan el blanco característico de sus edificios. Es extraño caminar más de cincuenta metros y no toparse con alguna firma en color chillón destacando por encima del tono de las fachadas. Eso sí las hay, porque cada vez es más habitual la aparición de viviendas derrumbadas que se transforman en solares y, por ende, en vertederos improvisados donde se acumulan latas, bolsas, vidrios y demás desperdicios.

Del mismo modo, al elevar la vista, los turistas y el resto de paseantes podrán observar cómo el cableado público se sitúa por delante de las fachadas, de forma absolutamente antiestética y, a priori, prohibida por el propio plan de conservación del barrio, que se incumple de forma sistemática en las distintas zonas del Albaicín.

Calle Aljibe de Trillo GD 2014

Calle Aljibe de Trillo GD 2014

Dos comerciantes de la zona cercana a Calle Elvira coinciden en señalar el asunto del cableado como el más flagrante, aunque, en el plano positivo, destacan que la seguridad aumenta de forma paulatina y que ya no es un riesgo pasear por el barrio como lo era antes. Por su parte, un cantante callejero, guitarra en mano, se señala los pies y lamenta que no haya más cuidado a la hora de recoger los desperdicios de los perros, que dejan minadas las calles de forma muy poco decorosa.

Así las cosas, el Ayuntamiento y la Junta se culpan mutuamente mientras el barrio sufre las consecuencias. Este año, la administración local y el Patronato deberán presentar un informe de la situación del barrio a la UNESCO. Si este no es del agrado de sus responsables, el Albaicín podría entrar en la zona de riesgo previa a perder su catalogación como Patrimonio de la Humanidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.