El ‘gran hermano’ contra la delincuencia en el Albaicín, en seis claves

Un recorrido por cada uno de los entornos protegidos por videovigilancia y las características de la nueva instalación; desde el jueves ya pueden verse las imágenes en Huerta del Rasillo

Leer en Ideal, 17-02-2018

El arco de Elvira y el problema de las pintadas

Comienza el paseo por el arco de Elvira. Y con un dato: hace un par de años, un estudio de la UGR cifró en más de 5.000 las pintadas en zonas patrimoniales de la capital. El Albaicín ha sido uno de los barrios más castigados por la ‘plaga’ de grafitis en Granada. Y cabe recordar que es Patrimonio de la Humanidad.

El aljibe del Zenete y la reincidencia

Está plagado de restos de botellón, y su entorno repleto de pintadas. Se ha limpiado en multitud de ocasiones. En la última, a finales de enero, los vándalos sólo tardaron un día en volver a dejar su firma sobre el aljibe.

El palacio de Dar al-Horra y la demora

Llegados al inmueble que habitó Aixa, madre de Boabdil, un breve repaso por la ‘historia’ de las cámaras. Se habla de la instalación de estos dispositivos en Granada desde hace una década. El gobierno municipal -del PP, por entonces- pidió cámaras para evitar los robos en el centro de la capital, pero no obtuvo permiso. En 2011, la Junta de Andalucía anunció que estudiaría la instalación de cámaras en el Albaicín. El actual alcalde, Francisco Cuenca, prometió durante la campaña electoral de 2015 que las colocaría. Luego, Torres Hurtado inició los trámites, que se han demorado hasta esta misma semana, cuando han empezado a funcionar.

La puerta de Monaita y el presupuesto

Al final del carril de la Lona, la puerta Monaita luce desde hace años varios grafitis que no se han limpiado. Para prevenirlos e identificar a los infractores se han instalado estas cámaras, cuyo precio ronda los 2500. El presupuesto total del proyecto de videovigilancia supera los 70.000 euros.

El arco de las Pesas y las cámaras inteligentes

Dos videocámaras vigilan el arco de las Pesas, que ofrece ahora una imagen de limpieza impensable hace un par de años. ¿Cómo son estos dispositivos? Están conectados por fibra óptica con la sala de control de la sede policial en Huerta del Rasillo. En ella, dos funcionarios vigilan 24 horas al día las cámaras que protegen los edificios municipales. Las nuevas cámaras giran 360 grados; pueden detectar personas y seguirlas, enmascarando al resto de peatones; perciben movimientos en algunas superficies, dan la voz de alarma y activan el seguimiento; pueden almacenar hasta diez días de grabaciones si pierden la conexión con el centro de control.

El aljibe del Rey y los dispositivos ‘aprovechados’

En el aljibe del Rey, sede de la fundación Aguas Granada, no hay ni rastro de nuevas cámaras. De momento, las que vigilan este enclave son dos cámaras fijas instaladas hace años.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.