El ‘carpetazo’ al Plan Albaicín entierra una reforma del barrio valorada en 52 millones

Lamentable estado del Maristán y vistas a la Alhambra. ID 2014

Lamentable estado del Maristán y vistas a la Alhambra. ID 2014

Las guerras entre las administraciones y 38 años de intentos frustrados mantienen vigente un documento de 1990 e impiden actuar sobre 2.400 casas en mal estado

Ideal, 04-03-2014

Dicen las viejas lenguas de Granada cuando quieren referir algo viejo o vetusto que «eres más viejo que el Arco de Elvira». Dicen también las malas lenguas que eres más complicado que el Plan Albaicín para explicar algo que es tan enrevesado como un acertijo envuelto en una adivinanza.

El Albayzín y el PEPRI en la portada de IDEAL 04 marzo 2014

El Albayzín y el PEPRI en la portada de IDEAL 04 marzo 2014

Puede continuar leyendo la noticia completa en ‘Kiosko y más‘ o edición de papel.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Un comentario

  • Trinidad Molpeceres de la Higuera

    El Maristán fue expropiado a principio de los ochenta (si no antes) por la Junta porque su propietario pretendía rehabilitarlo y hacer una residencia de estudiantes conservando su estructura (celdas alrededor de un patio con galerías de acceso. Entonces esta estructura era perfectamente identificable.
    Llegó la Junta al grito de “¡Quietos ahí especuladores privados! ¡Menos mal que aquí estamos nosotros para defender y conservar el patrimonio histórico!”. Lo expropió… y lo abandonó. Yo mismo lo ví muchas veces abierto y entregado al vandalismo. Sus estructuras emergentens fueron desapareciendo. Una vez llamé a Cultura porque había dentro niños jugando y arrancando ladrillos. Tiempo después pusieron una puerta metálica y, más tarde, conocidos arquitectos hicieron la estructura de protección que hoy se ve y que entonces fué muy celebrada porque imitaba a Aldo Rossi, arquitecto de moda en aquél tiempo entre los profesionales del ramo que seguían las revistas especializadas.
    Y así sigue, no sabemos por cuanto tiempo

    16 mayo, 2015 at 17:03 Reply