El Albaicín acapara los premios de las cruces

Un año más el Albaicín logró el reconocimiento del jurado a las mejores cruces de mayo. La de Plaza Larga y la de la Asociación del Bajo Albaicín obtuvieron los dos primeros premios en la modalidad de plazas y patios.

Leer y ver más imágenes en GranadaiMedia, 3 de mayo de 2015

El Albaicín encabeza un año más los principales premios del concurso de cruces que organiza el Ayuntamiento de Granada. Las instalaciones de Plaza Larga y la del bajo Albaicín se alzaron con sendos primeros premios en las modalidades de Plaza y Patio respectivamente. También recibió el máximo galardón en la modalidad de Escaparates la floristería Nenúfar, en Puerta Elvira, y tuvieron menciones especiales la cruces del mirador de San Cristóbal y la de San Juan de Dios en la Casa de los Pisa.

La tradición manda en el Albaicín. Calles, patios, colegios y otros rincones del barrio se han engalonado estos días para disfrutar de un fin de semana de convivencia. El jurado ha tenido en cuenta el trabajo e ingenio de los vecinos del barrio que preparan durante meses, en sus ratos libres, sus espectaculares cruces de mayo. Sobresalen las reproducciones fieles del rico patrimonio granadino y los montajes con una cuidada ornamentación que logran integrarse en el espacio.

Sin duda, una de las cruces que más expectación despierta todos los años es la que instala la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín en el patio de una vivienda de la calle Zafra.

Este año se ha hecho un guiño al pintor cordobés Tomás Muñoz Lucena, discípulo de Rafael Romero Barros, padre de Julio Romero de Torres, e ilustrador durante algún tiempo de las portadas de la revista Blanco y Negro. Se incluyen varias pinturas de su etapa impresionista en Granada, entre ellas una casa morisca del Albaicín, una estampa de Plaza Nueva, el cuadro de una niña meciéndose en un columpio y una obra de un puesto de flores en las Pasiegas.

No falta el simbolismo religioso. Como detalles más sobresalientes, una escultura de la Inmaculada, perteneciente a la Escuela de Alonso Cano, y un niño Jesús de la escuela sevillana. También figuran como elementos decorativos mantones de Manila de Miguel de Molina, un capote del torero Joselito el Gallo y telas alpujarreñas; además de objetos de cerámica de Fajalauza, figuras de barro, guirnaldas, farolillos y los habituales peroles de cobre; piezas y prendas que aportan los propios vecinos.

La distribución de distintos frutos proporcionan colorido a la instalación, al igual que los geranios, pensamientos, margaritas, dalias, begonias, bojes, helechos y boinas vascas (un herbáceo de hoja perenne con forma de chapela). Juan Manuel Segura explica que muchas de las flores son plantadas con anterioridad en la costa granadina y trasladadas para la ocasión unos días antes, lo que da una idea del esfuerzo y la laboriosidad del montaje, en el que se puede emplear cerca de un mes.

La asociación de vecinos ha creado su propio hanstag  (#CruzBajoAlbayzín) para animar a todo el que acuda a compartir sus fotos a través de las redes sociales.

También en la modalidad de patio destaca, como cada año, la cruz de San Juan de Dios, instalada en la Casa de los Pisa. En esta ocasión, se ha optado por una cruz de mayo tradicional con claveles rojos que adornan el patio. Todo él está decorado con objetos típicos de la cultura granadina: objetos de cobre como braseros y ollas, porcelanas, cerámicas, jarrones y macetas, entre otros. En la balconada interior del museo se exhiben mantones de Manila, colchas y pañuelos.

La instalación de Plaza Larga que monta la Asociación de Amigos de la Cruz está dedicada este año al baño del Polinario del siglo XIV, situado junto a la Iglesia de Santa María de la Alhambra. Esta cruz es, sin duda, una de las más concurridas por ser un lugar de paso habitual de vecinos y turistas. Un año más se ha alzado con uno de los premios más importantes, un reconocimiento a la labor de esta asociación integrada en su mayor parte por mujeres del barrio.

La del mirador de San Cristóbal, de la Asociación Belenista de Granada y la Hermandad de la Estrella, reproduce un altar con algunas de las pinturas y esculturas de la Iglesia albaicinera. Se han instalado tres cuadros de San Rafael, San Francisco y San Cecilio y algunas esculturas, entre ellas una Inmaculada y un niño Jesús.

Este año los centros escolares también se han volcado en la elaboración de sus cruces de mayo. El centro Gómez Moreno ha instalado una cruz tradicional en su patio, al igual que el centro concertado Cristo del Rey que ha optado por una instalación con motivos marítimos: una barca con una pintura al fondo sobre una lona de plástico que simula el mar. Igual de espectacular que otros años es la del Colegio Divino Maestro que reproduce un mosaico de una palacio árabe.

Desde primera hora de la mañana turistas y vecinos de otros barrios granadinos recorrían las calles del Albaicín para disfrutar de la fiesta. Algunas cruces disponían de sus propias barras al mediodía, como era el caso de los colegios y la cruz de San Cristóbal. Por la tarde, el barrio bullía en un ambiente festivo en el que no faltaba el baile y la música que amenizaban uno de los días más calurosos de lo que se lleva de año.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>