Charla temática en el Museo de la Alhambra: La taifa de Granada. Los Ziries

charlas Museo Alhambra Los ziries

¿Quiénes eran los Ziríes? ¿De dónde llegaron? ¿Cuál fue el legado de la dinastía  fundadora  del reino y quién se instaló en el poder durante 77 años?

En nuestra charla temática del mes de julio (domingos 10 y 17 a las 12 h.), con Francisca Biedma, se podrán conocer estas y otras cuestiones.

Para responderlas primero se hablará del contexto histórico  en el que  nos moveremos,  éste  es  el de la fitna, el de la guerra civil en el seno de la comunidad islámica, las luchas por el califato y la posterior abolición del mismo en noviembre del 1031 que desemboca en la constitución de más de una treintena de reinos en al-Andalus, conocidos como: reinos de taifas.

Nos hallamos asimismo ante un siglo clave en el que se da el gran viraje, el cambio en el equilibrio de fuerzas entre el Islam y la Cristiandad.

En este contexto, llegan a la península unos beréberes procedentes de Ifrīqiya del grupo Talkāta, de la rama ½anhāŷí y de la macro-tribu de Barānis: los ziríes. Estos fueron una  dinastía bereber originaria de la Cabilia, una región montañosa de Argelia, que desde el siglo X gobernaron la región de Ifrīqiya, primero como vasallos de los fatimíes y, a partir de 1048 y hasta 1163, como emires independientes.

Una rama de los ziríes, encabezada por Zāwī ben Zīrī, se trasladó a al-Andalus para servir como mercenarios a las órdenes de Almanzor, en 1013, fundaría la Taifa de Granada, un reino independiente musulmán que surgió en al-Andalus a raíz de la desintegración del Califato de Córdoba.

Hemos de subrayar que la  rama de  Zāwī ben Zīrī se asientan en Madīnat Ilbira en primer lugar, para poco después trasladarse a Granada junto con la población elvirense, fundando una nueva medina (1013).

El asentamiento de estos  ziríes, se produce como fruto de un acuerdo con la población autóctona, como se puede concluir a través del análisis de los hechos y de la lectura de las Memorias del sultán ‘Abd Allāh. Con este pacto, de una parte los elvirenses, como pueblo desmilitarizado, obtienen un protector en unos momentos de gran inseguridad como la fitna, y de otro, los ziríes, consiguen el gobierno, el cobro de tributos y la fidelidad de sus súbditos (bay‘a).

Fuente: Patronato de la Alhambra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>