PRENSA: Seis años de prisión tras rajar con una botella a un joven en el Huerto del Carlos

La Audiencia rebaja la pena al agresor, que también lesionó en la cabeza a un amigo de la víctima, a la que había asaltado para quitarle un cordón de oro de un tirón

Ideal, 11-08-2020

Seis años y un mes de prisión. Con esta condena se ha saldado la salvaje puñalada con una botella rota que recibió en el tórax el verano pasado un joven, J. C. M., en la Plaza Santa Isabel la Real del barrio granadino del Albaicín, lugar también conocido como el Huerto del Carlos. No obstante, la pena impuesta al acusado, Mohamed A., no sólo se fija por esa agresión, de la que afortunadamente el joven se recuperó, sino también por robarle justo antes un cordón de oro de un tirón y lesionar con el vidrio en la cabeza a un vecino de la víctima que había acudido en su ayuda.

Este suceso, ocurrido el 23 de junio del año pasado, fue enjuiciado en marzo por el juez de lo Penal 2 de la capital, Antón Henares, que impuso al procesado un total de ocho años y 10 meses de prisión. En concreto, lo condenó a cuatro años de encierro por un delito de robo con violencia por la sustracción de la cadena, y a otros cuatro años y diez meses más por las heridas causadas tanto a J. C. M. como a J. J. A. S. con la botella de cerveza de cristal de litro quebrada.

Inicialmente habían sido dos los detenidos por aquellos hechos, pero el magistrado absolvió al segundo acusado, de iniciales H. E., tras concluir que no participó en los hechos.

El fallo del citado juez fue recurrido por el abogado de Mohamed, que pedía que su cliente corriera la misma suerte que H. E. y quedara libre de todo cargo, pues negaba implicación alguna en lo ocurrido. Sólo admitía que se encontraba en aquella plaza aquella tarde con una amiga, que vio una pelea entre varios muchachos, que se lesionó una mano al intentar separar y que un chico le hizo una foto.

La defensa de Mohamed, que tiene 19 años, sostenía en su apelación que se había vulnerado su derecho a la presunción de inocencia. Aseguraba además que su cliente había consumido drogas que pudieron afectar a su comportamiento y discrepaba de la calificación penal que se había realizado del tirón. A su juicio, aquella sustracción sería en todo caso un delito de hurto y no un robo con violencia. Asimismo consideraba demasiado elevado el castigo por el robo, pues había sido anterior a la agresión y sin empleo de arma alguna. Esta última alegación es la que ha prosperado y ha hecho que el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia de Granada rebaje en dos años y nueve meses la condena.

Exactamente, la sentencia dictada por los magistrados de Plaza Nueva, fechada el 30 de abril y a la que ha tenido acceso IDEAL, corrige el fallo en el sentido de aceptar que el robo del cordón no fue tan grave como para imponerle cuatro años de prisión, sino que tuvo «menor entidad». Dejan así el castigo por este delito en un año y tres meses de cárcel. Por lo demás, confirman el relato de hechos declarados probados por el juez. Respaldan sus conclusiones, que tildan de «razonables», y también su valoración de las pruebas, al tiempo que ratifican la indemnización para el joven y su vecino. Mohamed habrá de abonarles 3.500 y 220 euros, respectivamente.

A la hora de avalar los dos años y cinco meses de cárcel impuestos por cada ilícito de lesiones cometido, el tribunal tiene en cuenta «la forma» de cometerlos, «las zonas corporales» de las heridas causadas y el instrumento «peligroso» usado: la litrona rota.

Tres individuos

El suceso se inició sobre las 19.00 horas del 23 de junio del año pasado, cuando tres individuos –el acusado y otros dos tipos no identificados– cortaron el paso a J. C. M., que circulaba por la albaicinera cuesta de San Gregorio. El joven tuvo que frenar y en ese momento fue cuando el acusado le arrebató la cadena que llevaba en el cuello y huyó.

J. C. M. pudo retener a uno de los asaltantes y perseguir a los otros dos, a quienes localizó en el Huerto del Carlos. Una vez allí, la víctima pidió a Mohamed que le devolviera el collar, entregándole este un trozo solo. A continuación, el procesado y los otros dos intervinientes se liaron a «golpes» con el chico, que acabó apuñalado con la botella. Tuvo que ser operado para cerrarle la impresionante raja que el vidrio le causó en la zona del esternón. Su vecino también precisó asistencia médica por la brecha en la cabeza.

Dejar un comentario


( ! ) Warning: Illegal string offset 'cookies' in C:\wamp64\www\albayzin.info\www\wp-includes\comment-template.php on line 2367
Call Stack
#TimeMemoryFunctionLocation
10.0004400160{main}( )...\index.php:0
20.0007400440require( 'C:\wamp64\www\albayzin.info\www\wp-blog-header.php' )...\index.php:17
31.247610196592require_once( 'C:\wamp64\www\albayzin.info\www\wp-includes\template-loader.php' )...\wp-blog-header.php:19
41.255310274392include( 'C:\wamp64\www\albayzin.info\www\wp-content\themes\franklin-wordpress-theme-1.5.2\franklin\single.php' )...\template-loader.php:106
51.420810858120comments_template( )...\single.php:22
61.423010883032require( 'C:\wamp64\www\albayzin.info\www\wp-content\themes\franklin-wordpress-theme-1.5.2\franklin\comments.php' )...\comment-template.php:1534
71.423310884624comment_form( )...\comments.php:37

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campos obligatorios señalizados con un *
Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.