Archivos Diarios: 8 diciembre, 2014

Multan una despedida de soltero ruidosa

Los participantes en las despedidas de soltero deberán cuidarse mucho de no alterar la convivencia. Un vecino de Fuenlabrada ha sido multado con 250 euros por ocasionar molestias a los vecinos del Albaicín.

Leer a Álvaro Calleja en GranadiMedia, 08-12-2014

Los jóvenes que vienen a Granada a celebrar las despedidas de soltero ya tienen un buen motivo para cambiar de destino. Un vecino de Fuenlabrada (Madrid) ha sido sancionado con una multa de 251 euros por ocasionar ruidos en la Placeta de los Negros, en el Albaicín, el barrio, junto con las zonas Centro y Realejo, más frecuentado por los grupos de solteros en fines de semana.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 17 de mayo pero la sanción no se ha conocido hasta ahora, con su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, una fórmula habitual de hacerle llegar la sanción cuando no se le puede notificar de forma directa. El joven I.C.M. infringió la ordenanza municipal de Protección del Ambiente Acústico por “alterar el descanso vecinal” a primera hora de la tarde, las 16:50 horas de aquel sábado de mayo. Se le aplicó el artículo de la ordenanza que señala que “en la vía pública y otras zonas de concurrencia pública no se podrán realizar actividades como cantar, proferir gritos, hacer funcionar aparatos de radio, televisores, instrumentos o equipos musicales, mensajes publicitarios […] que generen molestias a los vecinos y que, a juicio de la Policía Local, resulten inadmisibles”.

La sanción que no fue recurrida por el joven madrileño coincide en el tiempo con las quejas reiteradas que los vecinos trasladaron en mayo al presidente de la Junta Municipal de Distrito del Albaicín, Juan García Montero, por la imagen que se proyectaba de la ciudad con las despedidas de soltero, al tiempo que se preguntaban si dicho fenómeno respondía al “turismo de calidad” que pregonan desde las administraciones. 

García Montero coincidía en que se trataba de turismo de “baja calidad” aún reconociendo que los datos de ocupación hotelera eran positivos. El concejal de Cultura admitía que este tipo de espectáculos “afectan a la normal convivencia vecinal”, e informaba de que había cursado instrucciones a la Policía Local para que velaran por el estricto cumplimiento de la ordenanza municipal de convivencia.

El alcalde de barrio, en asambleas vecinales posteriores, dio por encauzado el problema después de los contactos que desde el Ayuntamiento se han mantenido con las empresas organizadoras de dichos eventos. Sin embargo, cualquier fin de semana todavía pueden verse por los lugares más concurridos de la ciudad a grupos de solteros que llaman la atención no sólo por sus vestidos estrafalarios.

No es la primera multa que se impone. El jefe de la Policía Local informó en Junta Municipal de Distrito que también se había sancionado por el uso inapropiado de animales. Es habitual que en algunas despedidas de soltero se contrate los servicios de un burro acompañado de un guía.